La ciencia demuestra que las vacunas de Pfizer y Moderna te harán eyacular como un toro bravo

¡Síguenos en Telegram!

Una investigación desarrollada por la Universidad de Miami (UM) y divulgada por la Revista de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA) refleja que las vacunas contra el coronavirus Covid-19 de Pfizer y Moderna no provocan infertilidad masculina. Al mismo tiempo, algunos participantes del estudio que se vacunaron mostraron un sorprendente aumento en sus niveles de espermatozoides.

En este estudio, que puede consultar pulsando aquí, se han medido los parámetros de los espermatozoides antes y después de dos dosis de una de estas dos vacunas de ARNm. Los resultados muestran que no hubo disminuciones significativas en ningún parámetro de los espermatozoides de los 45 participantes. “Debido a que las vacunas contienen ARNm y no el virus vivo, es poco probable que la vacuna afecte los parámetros de los espermatozoides”, manifiestan los investigadores.

Aunque estos resultados mostraron aumentos estadísticamente significativos en todos los parámetros de los espermatozoides, la magnitud del cambio "está dentro de la variación individual normal y puede verse influenciada por la regresión a la media. Además, el aumento puede deberse al aumento del tiempo de abstinencia antes de la segunda muestra”.

¿Cómo se he realizado el estudio?

Entre el 17 de diciembre de 2020 y el 12 de enero de 2021, 45 hombres se ofrecieron como voluntarios (edad media, 28 años), de los que se obtuvieron muestras de seguimiento a una mediana de 75 días después de la segunda dosis.

El estudio finalizó el 24 de abril de 2021. Las muestras de referencia se obtuvieron después de un período medio de abstinencia de 2,8 días y las muestras de seguimiento después de una mediana de 3 días. De los 45 hombres, 21 (46,7 por ciento) recibieron la vacuna de Pfizer y 24 (53,3 por ciento) recibieron la de Moderna.

La concentración basal de espermatozoides y el recuento total de espermatozoides móviles (TMSC) fueron 26 millones/ml y 36 millones, respectivamente. Después de la segunda dosis de vacuna, la concentración media de espermatozoides aumentó significativamente a 30 millones/ml y la mediana de TMSC a 44 millones. El volumen de semen y la motilidad de los espermatozoides también aumentaron significativamente.

Ocho de los 45 hombres eran oligospérmicos antes de la vacuna. De estos 8,7 hombres habían aumentado la concentración de espermatozoides al rango normozoospérmico durante el seguimiento y un hombre permaneció oligospérmico. Ningún hombre se volvió azoospérmico después de la vacuna.

Ya ha muerto más gente por las vacunas en 3 meses que en los últimos 10 años

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.