Un ladrón entró a robar en una peluquería y la dueña lo violó durante dos días

loca

El cazador, cazado. O violado. Viktor, un hombre de 32 años, entró a robar en una peluquería situada en la región rusa de Kaluga. Pero ese día elegió mal a su víctima.

Olga, una voluptuosa mujer del este, la dueña del local, lo golpeó con un objeto en la cabeza y dejó al ladrón tirado y sin conocimiento.

Reducido el delincuente, lo maniató con el cable de un secador de pelo, y se lo llevó al fondo del local, avisando a los clientes de que iba a avisar a la policía. Nada más lejos de la realidad. Olga tenía otros planes para él, y lo mantuvo secuestrado en el almacén durante dos días.

Según publica el portal 20minutos, cuando cerró la tienda, la peluquera obligó al ladrón a tomar viagra, y abusó sexualmente del hombre durante 48 horas. Después de dos días intensos de sexo y desenfrenó sin control, la mujer liberó al delincuente que, paradójicamente, se dirigió a la comisaría para realizar la denuncia por violación, después de pasar por el hospital para controlar las lesiones que tenía en su miembro viril.

En su declaración ante la policía, la mujer admitió los hechos, aunque añadió: "es un idiota. Sí, lo hicimos algunas veces, pero le compré unos pantalones nuevos, le di de comer y de beber y luego, cuando se marchó, le regalé 1.000 rublos (unos 23 euros)".

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.