Última actualizaciónLun, 01 Jun 2020 12am

Mediterráneo Digital | Sexo

Una feligresa de la Iglesia mormona se hace actriz porno

addie andrews

Es una cotizada estrella del porno y hace solo unos meses se ganó el título de "mascota del mes" por parte de la revista Penthouse. Se llama Addie Andrews, tiene 30 años y cuenta con una legión de admiradores. Hasta aquí no debería sorprender a nadie, lo que pasa es que esta actriz tiene un pasado que resulta difícil de reconciliar con su actual trabajo porque fue una misionera mormona que durante años vivió reprimida sexualmente.

"El problema no es solo que el sexo antes del matrimonio está prohibido, sino que para ellos es un pecado muy grave y lo han convertido en algo vergonzoso para quien lo practica", según Andrews, quien reconoce que antes de empezar a formar parte de esta religión solo había tenido sexo una vez en su vida. "Estaba muy reprimida sexualmente, parecía una monja devota", contó al periódico New York Post.

¡Por todos los Santos! Una monja se hace actriz porno

Su caso ha llamado especialmente la atención porque en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cuyos fieles son conocidos como los mormones, tanto la pornografía como la masturbación o el sexo fuera del matrimonio están terminantemente prohibidos, de ahí que la joven estrella del porno no haya sido muy bien recibida por los miembros de su comunidad.A los 17 años se mudó a Utah, la cuna de los mormones en Estados Unidos, y llegó a trabajar como misionera durante 18 meses, además de obtener la licencia para ser agente de bienes raíces. Pero casi en paralelo empezó a darse cuenta que en el camino estaba renunciando a otra de sus grandes pasiones: la música y el baile, dos actividades que no son muy bien vistas por su religión.La gota que colmó el vaso le llegó en 2017 en la boda de su hermana. No pudo ser su dama de honor porque el vestido era "poco apropiado" para los estándares mormones. Fue a partir de entonces cuando empezó a cuestionarse su fe y unos meses más tarde acabó marchándose a California. Allí empezó trabajando como bailarina exótica, y muy pronto empezaron las llamadas de agentes del porno con ofertas de trabajo de todo tipo.

Ver esta publicación en Instagram

?human being herself? . . . #iamaddieandrews

Una publicación compartida de Addie Andrews (@iamaddieandrews) el

Se debut fue en enero de este año y desde entonces ha grabado ya una veintena de escenas. "Me cuesta creer lo rápido que me han llegado estas increíbles oportunidades y me han tratado como una reina desde el primer día", aseguró Addie Andrews tras recibir el reconocimiento de Penthouse. Ahora se ha instalado en Florida y está disfrutando el éxito del reconocimiento profesional.

Una periodista se hace actriz porno


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.