Punto G de la mujer: rompe los mitos y a aprende a estimularlo

pomelo dedos

#StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

¿Aún te preguntas si el punto G de la mujer es un mito? No te preocupes: sigue siendo una de las preguntas más buscadas en Internet hoy en día. La verdad, es que el punto G de la mujer merece mucha más publicidad y enseñanza, para enseñar a mujeres y hombres por igual cómo estimularlo y dar(te) placer de la manera correcta. Naturlove.es, una tienda de productos eróticos online te ayuda a conocer mejor este aliado del orgasmo y a estimularlo con cariño.

¿Qué es el punto G y dónde se encuentra?

El punto G es una de las principales zonas erógenas de la mujer, y su localización varía para cada mujer, pero se suele encontrar entre 5 y 8 centímetros de la entrada vaginal, en la pared vaginal frontal. Cuando tienes un coito o te masturbas, el punto G te puede llevar al orgasmo, aunque no sea la única manera de conseguirlo.

Dejemos una cosa clara: ¡no sólo llegando al orgasmo se siente placer! Es evidente que el clímax hace que la relación sexual sea más agradable, eso es seguro, pero el orgasmo no es automático y es probable que no se llegue al orgasmo cada vez que hay estimulación del punto G. Y eso es completamente normal. El cuerpo y la mente de cada mujer es diferente, es normal que no todas las mujeres tengan un orgasmo cada vez que tienen sexo. Lo importante cuando te masturbas o tienes sexo es disfrutar, no buscar el orgasmo a expensas de ello, ya que obsesionarse con el orgasmo puede tener el efecto contrario.

Ahora que hemos aclarado esto, aclaramos otra cosa sobre el punto G: tienes que considerar el punto G más como una "zona" G. ¡El punto G no es un botoncito mágico, y pasando horas intentar encontrarlo te hará perder el tiempo y el placer! Trata toda la zona de la pared vaginal frontal como una zona erógena sensible, y juega con tus dedos para sentir qué área te da las sensaciones más agradables. Si lo haces con un@ compañer@, comunícate con él/ella para describir tus sensaciones y guiarl@.

Otra pista para encontrar tu punto G, es si sientes ganas de orinar explorando la vagina con tus dedos y masturbándote. No te preocupes, es una buena pista para saber que estás presionando la zona correcta. Si aguantas un poco esta sensación, podrás aumentar el placer de forma muy agradable y tener orgasmos más largos e intensos.

¿Por qué fascina tanto el punto G?

El orgasmo femenino es un tema candente cuando se refiere a la sexualidad, porque es específico de cada mujer, y puede ser muy difícil de lograr dependiendo del cuerpo y la experiencia sexual de cada mujer.

El punto G ha sido considerado durante mucho tiempo como una de las únicas formas de lograrlo, aunque muchos hombres y mujeres no saben cómo estimularlo adecuadamente o dónde encontrarlo. Con la democratización de los juguetes sexuales en la cama y el reciente éxito de romper los prejuicios sobre la masturbación femenina, el punto G ha recibido más atención, pero aún queda por construir una larga educación sobre el tema. ¿Listo/a para descubrir nuevas sensaciones placenteras?

¿Cómo estimular el punto G?

Ahora viene la parte más interesante de este artículo: ¿cómo estimular el punto G y lograr más fácilmente al orgasmo?

La buena noticia es que existen muchas formas de explorar esta zona y de llegar al orgasmo con la estimulación del punto G. ¡Así que puedes intentarlas todas para encontrar la que te excite más!

Con los dedos

Para explorar tu punto G o la zona G, debes saber que está directamente vinculada con el clítoris y sus terminaciones nerviosas. Explorando tu punto G con tus dedos (o los de tu compañero/a!), haz como un gancho o el movimiento de “ven aquí”, siempre de manera muy suave y sensual. Acompaña estas caricias de un movimiento de vaivén sensual. Una vez has encontrado un movimiento y un ritmo que te relaje, sigues así para ganar en excitación.

Con juguetes sexuales

En el mercado de los juguetes sexuales, los conejitos rampantes siguen siendo el mejor juguete para proporcionar placer para la mujer ya que estimulan el punto G y el clítoris al mismo tiempo. Son tus mejores amigos para explorar tu punto G sola o en pareja, y lograr el orgasmo más fácilmente.

Con un material de silicona suave y una doble estimulación, los vibradores conejitos te ayudan a conseguir el orgasmo y tener sesiones de masturbación o juegos preliminares muy sensuales y agradables. Combinan la penetración y las vibraciones para que puedas conocer mejor a tu cuerpo, y también comunicar a tu pareja lo que te gusta más o menos. Lo mejor es que sus curvas que se adapten al cuerpo de la mujer hace de los conejitos un juguete ideal para cada mujer.

Con lubricantes

Si prefieres explorar esta zona sin aparatos, los lubricantes pueden ayudarte mucho a hacer de la masturbación un momento más agradable. Con lubricantes naturales o a base de agua, consigues un deslizamiento mayor, y una hidratación fresca muy placentera de tu zona erótica. Además, estos productos a base de componentes naturales protegen tu flora vaginal y aún pueden fortalecerla con ingredientes activos naturales como el ginseng.

Ahora sabes todo los necesario sobre el punto y como estimularlo bien para conseguir placer o dar placer a tu compañera. Lo importante de todo, es no olvidar que cada cuerpo es diferente y que el placer puede venir de formas muy variadas. Haz lo que te da placer, toma el tiempo de explorar tu punto G y no te pones presión: cada persona tiene su propio ritmo, ¡y toda esta exploración valdrá la pena!


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.