Madrid y Valencia prohíben las relaciones sexuales entre dos o más personas no convivientes

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana, primeras regiones en España que prohíben oficialmente las reuniones entre no convivientes en domicilios particulares, una medida sin precedentes en nuestro país. El objetivo: intertar frenar la mal llamada tercera ola de la pandemia del coronavirus.

Este viernes, la Comunidad de Madrid alcanzó una incidencia acumulada de 904,24 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días, cerca de ochenta puntos por encima de la media nacional. Una incidencia superada solo por seis comunidades: Extremadura (1448,52), Murcia (1332,96), Comunidad Valenciana (1245,48), Castilla y León (1215,23), La Rioja (1208,34) y Castilla-La Mancha (1158,17).

Para contener esa tercera ola que avanza firme, ese mismo día, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso anunció nuevas restricciones, a las que ahora se suma la Generalitat valenciana, entre las que destaca la prohibición de reuniones en los domicilios de personas que no sean convivientes. De esta forma, a partir del lunes, “la participación en reuniones sociales, familiares o lúdicas en domicilios y espacios de uso privado queda limitada a las personas que pertenecen al mismo núcleo o grupo de convivencia”, según establece el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) publicado este sábado.

No obstante, el documento señala algunas excepciones que eximen de esta prohibición:

- Las personas que viven solas, que podrán formar parte de una única unidad de convivencia ampliada. Cada unidad de convivencia puede integrar solamente a una única persona que viva sola.

- El cuidado, asistencia o acompañamiento a menores de edad, personas mayores, enfermos, dependientes o personas con discapacidad, por motivos justificados.

- La reunión de menores de edad con sus progenitores o tutores legales, en caso de que vivan en domicilios diferentes.

- La reunión de personas con vínculo matrimonial o de pareja que viven en domicilios diferentes.

- Las actividades propias de los centros, servicios y establecimientos de carácter social.

- Las actividades laborales, educativas e institucionales.

- Aquellas actividades para las que la Consejería de Sanidad haya establecido medidas específicas para la contención del COVID-19.

Por tanto, quedan terminantemente prohibidas de manera inmediata las relaciones sexuales, los tríos o los cuartetos (y no hablamos de instrumentos de cuerda), bacanales, orgías y demás prácticas que incluyan a dos o más personas no convivientes. La verdad, es que en el vicio de darnos por detrás, desde el Gobierno siempre han sido auténticos profesionales. El Estado se nos ha acabado metiendo directamente en la cama. ¡Lo que nos faltaba!

El Gobierno podría implantar la mascarilla obligatoria para mantener relaciones sexuales

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.