Detenidas 5 putas por secuestrar en el lavabo a un cliente que no quería pagar

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La Policía Nacional ha detenido a cinco chicas que se dedican a la prostitución por haber secuestrado a un hombre que les debía 3.000 euros después de una noche de sexo y fiesta loca a dispersión. Esta surrealista escena ocurría esta semana en un piso del barrio Nervión de Sevilla, en plena pandemia del coronavirus. Digo del mejor guión de una película de Torrente.

Las mujeres encerraron al cliente en el lavabo del lupanar para cobrar el dinero de sus servicios.

El individuo mantuvo relaciones sexuales toda la noche con las cinco mujeres, con las que estuvo bebiendo y consumiendo diferentes drogas que le suministraron las propias prostitutas. Sin embargo, a la hora de pagar se quiso marcar un simpa para enmarcar. Ellas se rebelaron como putas (nunca mejor dicho) lo atraparon y lo encerraron por la fuerza en el lavabo.

La Policía Nacional, alertada por unos vecinos, se presentó en el piso, convertido en una casa de citas, y aunque las mujeres inicialmente aseguraron que no pasaba nada, los gritos del cliente los alertaron: tenían a un rehén metido en el baño. 

Cuando los policías abrieron el lavabo se encontraron al hombre. Él mismo reconoció que había mantenido relaciones sexuales con las cinco prostitutas, pero que se había quedado sin dinero para pagar sus servicios. 

Las mujeres acabaron detenidas, acusadas de un delito de detención ilegal y el hombre fue acusado de estafa. Los seis quedaron en libertad con cargos, a la espera de pasar a disposición judicial.

Un diplomático se gasta 1.300 euros en un puticlub de Madrid y se marcha sin pagar: 'Tengo inmunidad'

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.