La ciencia descubre que el Mediterráneo mejora la calidad del semen

Cuando hablamos de salud nos centramos sobre todo en mantener el peso, en controlar los niveles de colesterol, de presión arterial… pero no somos conscientes de que la calidad espermática es un factor más de salud para el varón. Así lo explica a CuídatePlus el jefe del Servicio de Urología del Hospital Ruber Juan Bravo, Francois Peinado, “A lo largo de los últimos decenios, sobre todo desde los años 60, se ha ido reduciendo tanto el número de espermatozoides en los hombres como la calidad de estos”.

¿A qué se debe esta disminución? Parece que hay varios factores implicados en esta reducción de la calidad y la cantidad de espermatozoides como son el consumo de tabaco, las comidas procesadas y el estilo de vida.

Además, el retraso en la edad de estrenar paternidad no sólo influye en la mujer sino también en el hombre, según explica Peinado, ya que la calidad del semen va cambiando con la edad. En este sentido, un estudio publicado en Journal of Assisted Reproduction and Genetics en 2021 señala que existe una relación sinérgica negativa en la calidad del semen, siendo los factores que más impactan la edad y un peso no saludable.

En la misma línea apunta un estudio español del Ciberobn (Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición) que ha analizado todos los estudios científicos realizados hasta la fecha sobre el tema y señala que el exceso de peso y la obesidad se asocian “con una menor calidad espermática (volumen seminal, concentración y número total de espermatozoides, vitalidad, movilidad total y morfología de los espermatozoides)”. En el extremo opuesto, según el estudio liderado por Albert Salas-Huetos, y publicado en Obesity Reviews, un peso por debajo de lo normal también implica que haya una menor cantidad de espermatozoides morfológicamente normales.

Pero no sólo cuidar el peso puede ayudar a la salud reproductiva del hombre, ya que el estrés es otro factor relacionado con cambios en la calidad espermática.

¿Qué comer para preservar la calidad del semen?

La dieta mediterránea se ha convertido en el patrón oro de la alimentación. Su seguimiento produce multitud de beneficios para la salud física y mental. De hecho, la dieta mediterránea, con su alto consumo de productos frescos en forma de verduras y frutas, legumbres, aceite de oliva virgen extra, cereales integrales, frutos secos, pescado y un bajo consumo de carne, se asocia con menos enfermedad cardiovascular -infarto e ictus- diabetes, cáncer de mama, menor deterioro cognitivo, y cierta protección frente a la depresión.

En el caso de la salud del hombre también ha demostrado su impacto. “Los alimentos procesados, los aceites de mala calidad… condicionan un aumento del colesterol, de la hipertensión, del peso… Esto afecta a la oxigenación de los tejidos y eso se ha demostrado que indirectamente a nivel celular influye en la mala calidad del semen”, explica Peinado. Asimismo, continúa, se ha demostrado en múltiples estudios que adoptar la dieta mediterránea y los beneficios que produce “condicionan un estilo de vida más saludable, que afecta indirectamente no sólo a la salud del paciente en general si no al número y producción de espermatozoides”.

De esta forma, adherirse a ella, esto es, hacer de la dieta mediterránea nuestra forma de vida, mejora la motilidad de los espermatozoides. Estos son los resultados de un estudio también liderado por Salas-Huetos, del Ciberobn, con la colaboración de la Universidad de Utah, y publicado en Scientific Reports.

De hecho, en personas que no siguen el patrón mediterráneo de alimentación, pero sí el estilo del dieta occidental, añadir frutos secos a la alimentación mejoraba significativamente el número de espermatozoides, la vitalidad espermática, y la motilidad y su morfología. Este estudio se publica en The American Journal of Clinical Nutrition.

Calidad del esperma y Covid-19

Desde que el coronavirus apareció se han realizado múltiples estudios científicos para analizar el impacto que tiene sobre el organismo. En cuanto a la calidad del esperma, Peinado explica que, de momento, no se conoce sí la Covid-19 como tal afecta a la fertilidad. “Pero sí hay datos de que los procesos febriles asociados afectan a la producción de hormonas, sobre todo de la LH, que es la hormona hipofisaria, y que puede afectar a la testosterona. Esto directamente afecta a la calidad y al número de espermatozoides, aunque luego se recupera”. Y la afectación es mayor cuanto más grave haya sido la infección por coronavirus.

Eso sí, aunque se haya hablado de ello, las vacunas frente al SARS-CoV2, dice Peinado, no tienen ninguna afectación sobre la fertilidad.

La ciencia descubre las increíbles ventajas de tragar semen y flujo vaginal

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.