3 juguetes sexuales que no pueden faltar en tu dormitorio

Los mitos y tabúes alrededor de los juguetes para adultos parecen quedar poco a poco en el pasado. Ahora, cada vez más personas deciden dar un nuevo giro a su vida íntima y disfrutar de todos los beneficios que los juguetes sexuales pueden brindar.

En los últimos años, comprar juguetes sexuales se ha convertido en una actividad muy común entre hombres y mujeres, solteros o parejas. Estos dispositivos no solo son ideales para alcanzar nuevos estadios de placer y diversión, también son muy útiles para mejorar la salud física y mental.

El reciente éxito comercial de los juguetes sexuales no es fortuito: el uso de estos equipos está asociado a una mejora de la vida sexual y en una intimidad más plena y saludable. De hecho, recientes estudios afirman que, aproximadamente, el 50 % de los hombres y las mujeres entre 18 y 65 años han probado, al menos, un vibrador.

Juguetes eróticos: ¿por dónde empezar?

La industria de los juguetes para adultos ha crecido exponencialmente en los últimos años. Se trata de un sector de la economía que ya produce cerca de 16 mil millones de dólares anuales.

En el mercado se encuentra una gran variedad de dispositivos que se ajustan a todos los gustos, necesidades y presupuestos. Sin embargo, para quienes apenas comienzan a probar cosas nuevas en la intimidad entre tanta oferta de juguetes eróticos, elegir uno puede resultar un poco confuso. A continuación se presenta una breve lista con algunos de los juguetes sexuales que no pueden faltar en ningún dormitorio:

BDSM

De acuerdo con estudios publicados recientemente, quienes practican bdsm son personas con una personalidad más fuerte: son extrovertidas y abiertas a nuevas experiencias. Además, se ha comprobado que pueden llegar a ser más seguras de sí mismas.

Existen diferentes tipos de juguetes eróticos para los practicantes de bdsm: desde vibradores hasta estimuladores de los nervios internos del clítoris.

Dildos

También conocidos como consoladores, un dildo es un dispositivo fabricado con la intención de simular un pene. En el mercado, existen dildos de numerosos tamaños, materiales y formas para ser usados en la vagina, el ano o la boca.

Independientemente de la sexualidad o el género, cada vez más personas deciden incorporar los dildos a su vida íntima. Estos consoladores también son recomendados por los profesionales de la salud como tratamiento con diferentes problemas asociados al piso pélvico.

Plug anal

Otro de los juguetes sexuales que no pueden faltar en un ningún dormitorio es el plug anal. Estos dispositivos permiten estimular las terminaciones nerviosas del ano de hombres y mujeres, por lo que son ideales para disfrutar de un orgasmo placentero y seguro.

No importa la orientación o sexualidad que se tenga, los plugs anales pueden cumplir múltiples propósitos. Pero quienes recién se aventuran a probarlos, deben tener en cuenta que es imprescindible contar con lubricante en el dormitorio y aplicar suficiente cerca del ano.

Los juguetes sexuales son dispositivos que no deben faltar en ningún dormitorio. Estos equipos son capaces de aportar múltiples beneficios psicológicos, así como de fortalecer las relaciones y aumentar la confianza y autoestima.

Autor: Irene Franco