Chesmex. La Generalitat Valenciana edita una guía para que los jóvenes aprendan a f0llar drogados

Aunque el chemsex sigue siendo una práctica minoritaria en España, las llamadas sesiones de sexo con drogas -para prolongar su duración o intensidad- han puesto en alerta a las autoridades sanitarias. Sin embargo, la GeneralitatValenciana, a través del Instituto Valenciano de la Juventud (IVAJ), ha lanzado una campaña que habla del chemsex como una «práctica segura» siempre y cuando se reduzcan algunos riesgos. El debate sobre si funcionan las campañas de prevención del consumo de drogas focalizadas únicamente en la prohibición está ahí, pero distintos expertos cuestionan en este caso que pueda hablarse de sexo seguro cuando en realidad hay drogas de por medio.

En sus redes sociales, el organismo público encargado de las políticas de juventud lanza una serie de «recomendaciones para la práctica segura de chemsex». Aunque se parte de la base de que «siempre tiene ciertos riesgos asociados», el eje del mensaje es claro: «Recordamos nuestro mantra: 'Todo está bien siempre que esté controlado'. En el momento en que se pierde la conciencia, deja de ser una práctica segura».

¿Cuáles son según el IVAJ las prevenciones que hay que tomar? Informarse por «fuentes fiables» e incluso «conocer a la persona que te proporciona las drogas», para tener «cierta seguridad de que sean lo más puras posible». Un planteamiento, por cierto, que rechazan de plano las fuentes consultadas. El IVAJ recomienda también «establecer límites antes de consumir como palabras de seguridad para que la práctica sea segura».

Aunque desde el IVAJ han evitado hacer cualquier tipo de declaración, desde la Conselleria de Igualdad de la que depende el Instituto se argumenta que es un tema que se está abordando desde varias instituciones. El departamento que dirige Mónica Oltra defiende la campaña del IVAJ que, bajo el título de «Aquí hay tema», es una propuesta que «se emite todas las semanas en Twitch y en la que se charla con jóvenes sobre educación sexual afectiva».

Desde el Comité Antisida de Valencia se valora como «adecuada» la perspectiva de la campaña, que «está conectada con la línea de trabajo de las entidades sociales». Sin embargo, consideran que «han hecho un uso desafortunado de la palabra 'seguro'». «No hay práctica sexual 100% segura. No hay uso de sustancias 100% seguro», señalan estas fuentes.

Paco Bueno, jefe de servicio de Adicciones del Ayuntamiento de Valencia y un reputado experto en el tema, va más allá al señalar de entrada que el chemsex supone un «problema de salud pública». Porque «a prácticas habituales de relaciones sexuales sin medidas higiénico-sanitarias se asocia el consumo de sustancias». Por tanto, subraya que «no está exenta de riesgos» y, desde este punto de vista, lo importante en términos de concienciación y prevención es «informar para que se conozcan los riesgos del sexo no seguro y del consumo de sustancias que modifican la salud».

En opinión de Lucía Hipólito, investigadora y doctora en Farmacia por la Universitat de València, «todas las sustancias tienen sus efectos tóxicos», por lo que «hablar de prácticas seguras con drogas es arriesgado». En el caso del chemsex, las publicaciones del Ministerio de Sanidad señalan algunas de las sustancias más frecuentemente asociadas al chemsex: GHB/GBL, mefedrona u otras catinonas, metanfetamina, poppers, cocaína, ketamina, éxtasis o incluso Viagra, «siendo habitual el policonsumo».

En un informe sobre El abordaje del fenómeno del chemsex de 2020, el Ministerio advierte de que «existe una preocupación creciente por este fenómeno, ya que la práctica intensiva y continuada de chemsex puede facilitar no solo la transmisión sexual del VIH y otras infecciones, sino también ocasionar otros problemas y complicaciones para la salud física, mental y social de las personas que lo practican». De hecho, según el Ministerio, las cifras apuntan a que en España alrededor de 3 de cada 10 pacientes atendidos en las consultas de VIH han practicado chemsex, pues «en el contexto del chemsex es habitual que se practique sexo sin condón con diferentes parejas sexuales».

El Gobierno financia con 14.500 euros una guía que enseña a los gais cómo drogarse durante el sexo

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.