Por qué se despierta nuestro deseo sexual con el calor

Todos nos hemos hecho alguna vez esta pregunta, ¿Por qué el calor despierta nuestro deseo sexual? Como siempre se dice, el verano la sangre altera. Y es real, cuando comienzan los meses de primavera y sobre todo de verano, la energía sexual aumenta.

Pero para dar respuesta a esa pregunta, nos hemos puesto en contacto con un experto en sexo, el cual nos ha ofrecido las claves del porque sucede esa explosión del deseo sexual durante los meses de más calor.

Las hormonas se revolucionan en verano

Una cosa está clara, las hormonas son las grandes protagonistas del aumento del deseo sexual. Ya hay muchos estudios sobre este tema, pero desde este portal de escorts nos certifican que el deseo sexual crece con fuerza durante los meses de más calor, concretamente primavera y verano.

Como nos indican las expertas en sexo de Casual Escorts, durante los meses de verano hay más horas de luz y mejores temperaturas. Eso provoca una serie de cambios en nuestro metabolismo que nos empujan a que el nivel de la libido aumente y en consecuencia tengamos más ganas de tener relaciones sexuales. Por ejemplo, hay un cambio en el ritmo circadiano a través del cual aumentan los estrógenos y la testosterona.

Pero los expertos nos informan que durante el verano también se produce una mayor producción de serotonina. Si no sabes qué es, debes saber que es uno de los neuroreceptores que están ligados directamente con el bienestar y el placer. Sumado a un mayor número de horas, podemos concluir que la libido es mayor. Y como puedes imaginar, al aumentar todo eso provoca un mayor apetito sexual y sobre todo se busca poder tener más relaciones sexuales.

Cambios en los comportamientos en verano

Cuando los días comienzan a alargarse, nuestro comportamiento suele cambiar para intentar conseguir disfrutar más del día y de los rayos del sol.

Como puedes imaginar, en primavera y sobre todo en verano tendemos a pasar más tiempo en la calle. No solo porque hay más horas de sol, sino porque el clima nos permite estar a gusto en el exterior. Eso demuestra que el clima y el tiempo nos permite disfrutar de la vida de una manera totalmente distinta.

Cuando comenzamos a salir al exterior, lo que hacemos es disfrutar de una vida social mucho más amplia. Cuando sociabilizamos más, nos sentimos más propensos a tener relaciones sexuales. Eso se debe a que conocemos a personas que son compatibles químicamente con nosotros y todo eso provoca una mayor probabilidad de tener relaciones sexuales.

Pero la sociabilización no es la única causante del aumente de las relaciones sexuales. También tiene mucho protagonismo la vestimenta que lucimos. Para que te hagas a la idea, normalmente lucimos ropa más ligera y que marca más la silueta. Todo eso es un añadido al aumento del deseo sexual. Cuando vemos a una persona con ropa corta y ajustada, normalmente nos llama la atención y eso puede llevarnos a una relación más profunda.

El deseo de tener pareja

Mientras que en los meses de pocas horas de luz las personas solteras no suelen tener muchas ganas de encontrar pareja, las cosas cambian cuando comienza a llegar la primavera y sobre todo el verano.
Cuando llegan los días largos lo que sucede es que el deseo de tener pareja aumenta con fuerza. Como leemos aquí, podemos ver cómo a partir de la primavera el número de personas que contratan a escorts para girlfriend experience o trato de pareja aumenta. Eso se debe a que el deseo de tener pareja aumenta con fuerza, por lo que muchas personas se quieren sentir unidos a alguien para disfrutar las sensaciones que ofrece el amor.
Por desgracia, por unos motivos u otros, no todo el mundo puede conseguir encontrar pareja. Eso hace que muchas personas contraten el servicio de girlfriend experience como nos informan desde Wiki Seducción.
Pero lo que está claro es que el aumento de la libido y de las horas de sol invitan a que las personas quieran tener relaciones de pareja y sexuales. Algunas personas tienen que contratar los servicios para poder disfrutar de esa sensación y otras personas encuentran el amor de manera automática. Lo importante es disfrutar del momento, por lo que no importa el medio que se use. Lo que está claro es que, con el aumento de las horas de sol, el número de parejas siempre crece.

Las feromonas también son importantes

Aunque muchas personas tienden a pensar que la química y las feromonas no ayudan a la creación de las parejas, la realidad es muy distinta. Es verdad que no tenemos un olfato demasiado evolucionado respecto a otras especies, pero las feromonas son más importantes de lo que pensamos.

Según los últimos estudios, aunque parezca mentira el ser humano también es capaz de distinguir señales, lo que demuestra que las feromonas también nos afectan a nosotros. En menor medida que en otras especies, pero sí.

Es verdad que no hay o al menos no se han encontrado hormonas que estén totalmente relacionadas con la disposición de tener relaciones sexuales. Pero sí que nos influyen para tener esas relaciones. Por ese motivo, nuestros expertos nos comentan que, durante los meses de más calor, gracias a la vestimenta que llevamos, podemos emitir más feromonas. Las mismas son captadas por la otra persona y tras descifrarlas puede saber de manera inconsciente si la otra persona es o no compatible. Recuerda, muchas de esas feromonas se transmiten con más facilidad cuando el sudor comienza a hacer acto de presencia.

Un estudio demostró que un par de amigos eran muy amigos durante los meses de invierno. En cambio, cuando las temperaturas comenzaron a subir las cosas comenzaron a calentarse entre ellos. Según los estudios se debió a que la emisión de feromonas compatibles comenzó a dispararse. Es decir, lo que en principio solo era una relación de amistad se convirtió en una relación amorosa. Y todo eso se debió sencillamente por las feromonas y la libido que se da en verano.

Andrea Siri
Autor: Andrea Siri
Nacida en Barcelona en mayo de 1988. Periodista. Tengo ADN MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecta.

Los más leídos