Protestas ciudadanas sin precedentes: madrugada de disturbios en toda España

ip-incidentes-gorka

Centenares de personas salieron a la calle en varias ciudades de España para celebrar la decisión del alcalde de Burgos (norte) de paralizar definitivamente la construcción del bulevar que desató una ola de protestas ciudadanas sin precedentes. Al menos 13 personas fueron detenidas en Madrid, Zaragoza y Valencia por los disturbios posteriores a las movilizaciones.

Poco después de que Javier Lacalle anunciara en rueda de prensa la marcha atrás en el proyecto en aras de la convivencia, tras una semana de protestas con disturbios y detenidos, los vecinos del barrio obrero de Burgos festejaban en las calles de la ciudad su victoria. Durante la manifestación, en la que participaron en torno a 3.000 personas, las calles de Burgos fueron escenario de momentos de tensión entre los participantes y la policía, que según medios locales cargó al menos en una ocasión contra los manifestantes.

La concentración se ha saldado con varios heridos, entre los que se encuentran dos vecinos y un agente de la Policía, que ha tenido que ser atendido de un botellazo recibido en la cabeza ya que a la altura de la Comisaría se han registrado algunos lanzamientos contra los agentes que se encontraban formando un cordón policial para rodear el edificio.

En Madrid centenares de personas se han concentrado, por tercera noche consecutiva, en la céntrica Puerta del Sol y cortaron después el tráfico en la cercana Gran Vía, una de las arterias del centro de la ciudad. "Madrid, a fuego con Gamonal. La chispa que enciende la revolución", se leía en una de las grandes pancartas que portaban los manifestantes. Cinco personas fueron detenidas por por desorden público y atentado a la autoridad.

En Zaragoza cuatro personas han sido detenidas tras la manifestación que se ha celebrado en apoyo a los vecinos de Gamonal de Burgos, que se ha transformado en altercados por el centro de la ciudad, después de que varias personas hayan procedido a romper cristales y a tirar contenedores. Todos ellos están imputados al menos por delitos de desórdenes públicos, en una operación que sigue abierta y en la que los agentes no descartan más detenciones.

Los antidisturbios han cargado contra algunos de los participantes en esta protesta y han procedido a desalojar algunas de las calles del centro para evitar que los altercados vayan a más. Los incidentes se han saldado con dos detenidos, según han dicho a EFE fuentes de la Policía Nacional, que no han sabido precisar si ha habido heridos.

En Barcelona, un grupo de personas que ha participado en la manifestación ha atacado al finalizar la marcha la comisaría de la Guàrdia Urbana de la Rambla lanzando objetos a las puertas del edificio. Los agentes han cargado contra los manifestantes --algunos de ellos tenían el rostro tapado-- para "asegurar el edificio". Los Mossos usaron por primera vez cañones de sonido para disolver a los manifestantes. Hubo tres detenidos, dos de ellos menores , por los incidentes y cinco policías resultaron heridos.

Centenares de personas participaron anoche en la manifestación convocada en Barcelona en apoyo a las protestas del barrio burgalés de Gamonal, que partió de la plaza Universidad hasta la plaza Sant Jaume, donde la marcha se disolvió sin incidentes. No obstante, una vez disuelta la protesta, un grupo de manifestantes encapuchados atacaron los escaparates de varias oficinas bancarias y establecimientos comerciales de la Rambla de Barcelona y sus alrededores, donde también volcaron contenedores y lanzaron objetos contra cabinas telefónicas y farolas.

Uno de los momentos de mayor tensión se vivió a las puertas de la comisaría de la Guardia Urbana de Barcelona, donde los manifestantes se enfrentaron a un cordón policial y lanzaron numerosas sillas y mesas que habían recogido de las terrazas de las Ramblas. El ataque a la comisaría se ha saldado, según fuentes municipales, con tres agentes de la Guardia Urbana heridos y con desperfectos en el material de la policía municipal. Además, en los incidentes resultaron heridos otros dos agentes de los Mossos d'Esquadra y seis vehículos de los antidisturbios resultaron dañados por los objetos lanzados por los manifestantes.

En Valencia y San Sebastian también se han registrado algunos incidentes, con contenedores quemados y sucursales de banco rotas. En Valencia han sido cuatro las personas detenidas por los incidentes registrados después de la manifestación.

Santander también ha vivido una jornada de manifestaciones que ha terminado convertida en una protesta contra otra gran obra, el futuro Centro Botín que se construye junto a la bahía santanderina, donde algunos manifestantes han causado daños en el vallado.

En Granada la concentración pacífica en apoyo de Gamonal acabó con carreras por el centro de Granada y papeleras en llamas tras la intervención de un grupo de alborotadores que se encaró la Policía y provocó pequeños altercados. Se sucedieron casi dos horas de tensión y conatos de enfrentamientos con la Policía, que en principio se han saldado sin heridos, aunque con numerosos daños al mobiliario urbano. Los alborotadores, con la cara cubierta, prendieron fuego a varios contenedores de la zona de Gran Vía, lanzaron petardos en el interior de la Subdelegación y montaron pequeñas barricadas en las zonas de acceso, derribando contenedores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.