¿Ya no son amigos? Una okupa insulta a Manuela Carmena: 'Si pudiera, te escupiría'

carmena-deusto

Algunos en la sala se creían que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, fiel a su ideología de izquierdas, se iba a alinear con los jóvenes que fueron desalojados la pasada semana del gaztetxe Kortxoenea de San Sebastián para su demolición y arremeter contra el Ayuntamiento gobernado por el PNV y PSE. Pero su respuesta, defendiendo el uso de la fuerza en estos casos "cuando se han agotado todos los procesos legales" y de "mediación", no ha sido ni mucho menos la esperada por los afines a la izquierda abertzale, que creían ver en la regidora una amiga de la causa. Y alguien ha pagado su frustración de manera irrespetuosa. "Si pudiera te escupiría", le ha espetado en voz alta una asistente.

Su abrupta salida de tono ha sido recibida con aplausos por una parte de los jóvenes estudiantes que asistían esta mañana a la conferencia de Carmena en el campus de San Sebastián de la Universidad de Deusto dentro del ciclo Ciudades para vivir, ciudades para convivir. Incluso, varios universitarios se han acercado a la mujer para felicitarle su intervención. Éste ha sido el epílogo de una charla de más de una hora en el recinto universitario en la que la alcaldesa de Madrid ha dejado constancia de la necesidad de "rediseñar" los gobiernos de las ciudades para "asumir que los propios ciudadanos participen en las decisiones" del Ejecutivo local. 

Su presencia en Deusto ha motivado un gran número de preguntas por parte de los jóvenes asistentes que han tocado todos los palos. No han faltado las interpelaciones al proceso de paz y convivencia en Euskadi e, incluso, a la dispersión de los presos de ETA -la pregunta aludía a los mal llamados "presos políticos vascos"-, si bien la ex jueza de Instituciones Penitenciarias ha rehusado meterse de lleno en esta última cuestión. Sí ha reprochado a los partidos que, en un momento en el que las "heridas" en Euskadi están en "un proceso de sanación por parte de quien más las ha sufrido", no vean "la necesidad de perdón, de unión y de paz" por estar "enredados en intereses electorales".

Muchas preguntas se han tenido que quedar en el tintero por la falta de tiempo pero un asistente, indignado, ha protestado por la, a su juicio, "censura" que había sufrido su interpelación por el desalojo "violento" de un edificio privado que jóvenes utilizaban como gaztetxe y cuyo derribo la pasada semana provocó fuertes incidentes entre la Ertzaintza y afines a la izquierda abertzale.

Carmena no ha rehuido la pregunta. Ha afirmado desconocer el caso en concreto, pero ha defendido que "hay veces que hay que decir a las personas que tienen que salir de un edificio". Ha sostenido que "una vez que se han agotado los procesos legales" y los "procesos de escucha y mediación", y que es "lo más importante", hay que "tomar una decisión, y de fuerza", aunque siempre desde el "respeto de la integridad de las personas y de la forma más educada posible".

Cuando todo lo demás ha fallado, hay que tomar esa actitud de fuerza", ha aseverado. A este respecto, ha recordado que como alcaldesa tuvo que desalojar a dos grupos, uno "pro nazi" y otro perteneciente al "movimiento radical de izquierdas" que se habían instalado delante del Ayuntamiento. Aunque era deseable que "no hubiera ningún tipo de violencia", ha afirmado que "había una orden que había que cumplir y se cumplió". Y la respuesta del público ha sido la que ha sido.

>>>>>  El Ayuntamiento de Madrid de Manuela Carmena, cederá gratis edificios públicos a los okupas

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.