Tensión con la vuelta de los toros a San Sebastián: 'Venís aquí todos los putos españoles'

sansebastian-toros

Los toros, tras el paréntesis de los años de Gobierno de EH Bildu, han vuelto a San Sebastián. El moderno coso de Illunbe ha reabierto su albero -nunca ha dejado de ser pabellón de baloncesto del equipo GBC- con una corrida dentro del programa oficial de la semana grande donostiarra. El festejo, además, ha estado presidido por el Rey emérito, Juan Carlos I, que ha viajado al País Vasco acompañado de su hija Elena y de su nieto mayor, Froilán.

Antes de las 18.00 horas, el momento de inicio de la corrida, se han vivido momentos de tensión cuando los aproximadamente 8.000 aficionados que han accedido a Illunbe se han cruzado con las dos centenas de antitaurinos y antimonárquicos que se han concentrado en las puertas del recinto vigilados por antidisturbios de la Ertzaintza.

"Venís aquí todos los putos españoles", ha espetado una mujer con una camiseta contra la tauromaquia a varios aficionados que accedían a la plaza de toros. Una de ellas, donostiarra, se ha revuelto y le ha pedido respeto. Los encontronazos verbales han sido continuos entre ambos sectores. Los taurinos pedían "respeto" y los antitaurinos les gritaban que si querían sangre, que se cortaran las venas.

Al final, las protestas de los ecologistas se han convertido en proclamas políticas. Uno de los blancos favoritos ha sido Eneko Goia, el nuevo alcalde del PNV de San Sebastián. "PNV, español" ha sido una de las consignas más cantadas. Asimismo, se han mezclado gritos de "¡República!" e "Independentzia!" de la misma manera que había tantas ikurriñas como banderas de la II República española. Ambos sectores políticos se han puesto de acuerdo, eso sí, para gritar "Borbones, a los tiburones".

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.