Izquierda Unida se une a ERC y Bildu para tener grupo propio y cobrar las subvenciones del Congreso

garzon-iu

Los independentistas de Esquerra Republicana informaban a la presidencia de la Cámara de la creación de un grupo parlamentario con ERC, Izquierda Unidad-Unidad Popular en Común y los proetarras de EH- Bildu. El partido de Alberto Garzón entrará en el Congreso y además se repartirá dos millones de euros junto a las otras dos formaciones en concepto de devolución de los gastos electorales por 'mailing', o envío de propaganda electoral. Un concepto que en el caso de que accedieran al Grupo Mixto no cobrarían.

ERC devuelve así el favor que Izquierda Unida le hizo en 2008, cuando los de Garzón junto a ICV y los independentistas crearon un "grupo técnico" que funcionó durante toda la legislatura y que se pudo poner en marcha con la cesión temporal de diputados del BNG, que después se fueron al Grupo Mixto.

En este caso, los catalanes ayudan a Unidad Popular a salvar sus cuentas tras contar con un desfase de 2,4 millones. El partido de Garzón contó con un presupuesto para las pasadas elecciones de 2,6 millones de euros.

Pese a que el Tribunal de Cuentas les declaró en banca rota el pasado julio, los de Garzón exigieron a las candidaturas que se unieron a su partido para presentarse en Madrid un "crédito bancario a pagar entre todos hasta con recursos propios, si fuera necesario, en caso de déficit y sin establecer la cantidad a pedir ni el porcentaje de cada uno hasta después de haber firmado".

"Ahí estaba la trampa y muchas formaciones no podíamos afrontar eso, por ello nos salimos de la coalición", indican ahora desde las formaciones que no pudieron confluir con la formación de izquierdas pese a querer dicha unión.

Ya en marzo, el Ministerio de Hacienda se vio obligado a embargar las sedes oficiales de Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid por una deuda de 1,2 millones de euros que la coalición acumuló con el erario público al no abonar las retenciones por IRPF correspondientes a sus trabajadores. De hecho, llevó a cabo un ERE sobre su plantilla aplicando la legislación aprobada por el PP que tanto critican.

Ahora, Garzón anuncia este acuerdo con condiciones por el que se repartirá esos dos millones de euros. Un gasto que Interior devuelve a los que consiguen formar grupo parlamentario propio. A esto se suman las partidas que cobrarán como todos los grupos: 28.600 por grupo al mes y 1.600 euros al mes por cada parlamentario del mismo grupo, 21,167 euros por cada escaño obtenido por un partido político y 0,81 euros por cada voto.

"Les hemos devuelto el favor", señalan fuentes de ERC, que recuerdan la pasada legislatura en la con tres diputados, se integraron en el grupo de IU que obtuvo 11 escaños. Esta vez son nueve los parlamentarios independentistas que tendrán como portavoz a Joan Tardà y como adjunto a Gabriel Rufián.

>>>>>  Izquierda Unida Madrid cierra su sede, despide a todos sus trabajadores ¡y no les paga!

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.