200 personas con ikurriñas: incidentes en San Sebastián por el izado de una bandera de España

sansebastian-spain

Un acto convocado por un grupo de jóvenes vascos, que pretendían desplegar una bandera española de 50 metros en San Sebastián ha provocado momentos de tensión al ser respondido por una concentración de simpatizantes de la izquierda abertzale, lo que ha obligado a intervenir a la Ertzaintza.

El acto había sido convocado por la asociación "España generosa" que, según han explicado sus portavoces en las sedes sociales, pretendía "denunciar y exigir que se cumpla la ley de banderas en los municipios del País Vasco".

Esta agrupación pretende llevar la bandera española a varios municipios del País Vasco y Cataluña, en una campaña que han denominado "500km de bandera".

Al conocer la convocatoria, que había sido debidamente comunicada a las autoridades, unas 200 personas han acudido a la plaza de Cervantes, junto a la playa de la Concha, provistas de ikurriñas, para contrarrestar la acción de la citada asociación, lo que ha motivado que la Ertzaintza haya montado un dispositivo para evitar incidentes entre ambas partes.

A las 18.00 horas, cuando se había establecido al cita, cinco jóvenes de la mencionada asociación han comenzado a desplegar una larga y estrecha bandera española, momento en el que, a unos 100 metros y contenidos por un cordón de la Ertzaintza, los simpatizantes de la izquierda abertzale han comenzado a proferir gritos e insultos.

Algún manifestante abertzale ha intentado abordar a los miembros de "España generosa", pero la Ertzaintza lo ha impedido propinándole porrazos, lo que ha incrementado la tensión en el lugar, muy concurrido en una soleada tarde de verano.

Los cinco jóvenes no han llegado a desplegar totalmente la bandera española y han sido conminados por la Ertzaintza a abandonar el lugar, lo que finalmente han hecho en dos vehículos policiales.

El Departamento vasco de Interior ha explicado que los cinco miembros de "España generosa" han sido trasladados en coches patrulla para evitar que fueran agredidos.

Después, los manifestantes que llevaban ikurriñas se han enfrentado a la Ertzaintza con gritos e insultos, hasta que el dispositivo policial se ha desmontado y la concentración se ha disuelto sin mayores incidentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.