Podemos impulsará un grupo de 'naciones sin Estado' en el Senado

podemos-grande

Podemos quiere favorecer que el Senado refleje también la pluralidad nacional que han defendido con sus candidaturas de confluencia en territorios como Cataluña, Galicia o Comunidad Valenciana. La formación liderada por Pablo Iglesias ha ofrecido a sus socios en esos tres territorios la posibilidad de que también en la Cámara Alta también tengan presencia propia, al margen de las siglas del partido morado.

Para garantizar la creación de este grupo de naciones sin Estado, Iglesias ha ofrecido la posibilidad de integrar en él a parte de los cinco senadores obtenidos por su partido en el País Vasco. El ofrecimiento del líder de la formación emergente supondría, de facto, que ese grupo podría ser incluso más numeroso que el de Podemos.

En Marea, En Comú-Podem y Compromís-Podemos suman en su conjunto un total de 10 senadores, entre los obtenidos el 20D y los nombrados por designación autonómica. En principio no necesitarían préstamo alguno para superar la frontera de 10 senadores que permite, según el reglamento, configurar un grupo propio en el senado. Fuentes de las confluencias aseguran, sin embargo, que ven con buenos ojos el gesto político de incluir en ese virtual grupo a senadores vascos. Podemos obtuvo un total de 9 senadores en las elecciones de diciembre, a los que se se suman otros 4 de designación autonómica.

"El Senado es el lugar indicado para hacer un grupo de estas características", ha señalado a eldiario.es uno de los dirigentes de las candidaturas de confluencia con las que Podemos se ha reunido a principios de semana para evaluar una estrategia conjunta de trabajo parlamentario. Mientras tanto, en el Congreso, la formación sigue empujando por la creación de tres grupos parlamentarios al margen del que lidera Pablo Iglesias.

El PSOE no se ha decidido sobre los cuatro grupos

La existencia de cuatro grupos en torno a Podemos no es del agrado del PSOE, aunque los de Pedro Sánchez no se niegan radicalmente a la propuesta si eso les acerca a La Moncloa. Las mayores dudas de los socialistas tienen que ver con la discusión interna que genera la iniciativa, sobre todo en el ámbito del PSC.

El PSOE de Cataluña se presenta a las elecciones por separado del resto del partido pero, tradicionalmente, sus diputados se integran en un mismo grupo. En el PSOE muchos opinan que aceptar la creación de los grupos parlamentarios catalán, valenciano y gallego pone a sus federaciones en esos territorios en inferioridad de condiciones.

Tener un grupo propio en el Congreso significa, además de una importante dotación económica, mayor peso en los debates. Podemos llegaría a cada discusión parlamentaria con la posibilidad de intervenir hasta en cuatro ocasiones por cada discusión. La idea no gusta en Ferraz pero cada vez son más los que en el entorno de Sánchez creen que habrá que ser elásticos en este punto para no bloquear desde el inicio la posibilidad de un pacto a la portuguesa.

>>>>>  Podemos se divide en 4 grupos parlamentarios y multiplicará las subvenciones públicas

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.