Mandos del Ejército le sugieren al general de Podemos que 'si le queda dignidad' se suicide

podemos-general-grande

La polémica sigue acompañando el fichaje del general José Julio Rodríguez por Podemos. El que fue Jefe del Estado Mayor durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fue cesado por el Ejecutivo actual aduciendo "pérdida de confianza" en sus funciones.

Ahora, según publica El Confidencial Digital, altos mandos de las Fuerzas Armadas se han dirigido personalmente al que fue su superior para mostrarle públicamente su disconformidad y acusarlo incluso, de traicionar a la patria.

Reproducimos a continuación, debido a su innegable interés informativo, de forma y manera literal, algunso extractos de la carta enviada al general Rodríguez por el teniente general del Ejército del Aire Emilio Recuenco Caraballo. No tiene desperdicio.

"Mi Ex-general, como ninguno de ellos (miembros de las Fuerzas Armadas), por su ilimitado sentido del deber, respeto al mando y lealtad extrema le van a decir lo que piensan, se va a librar usted de humillación y escarnio público que se merece".

"Posiblemente haya usted llevado una ¿carrera militar brillante?, haya sido un piloto de caza y combate teóricamente competente ya que, gracias a Dios, no ha tenido que demostrar en misiones de fuego real su publicitada pericia (...)"

"Decide usted, mi Ex-general, entrar en política y lo hace con aquellos que no han podido ser más ruines, traidores y contrarios a lo que usted dice haber defendido".

"Defiende causa con los que asesinan a sus compatriotas y acude a las elecciones amparando a Bildu en Navarra, con los que a toda costa esperan acabar con la Corona e instaurar una república marxista, con los que consideran nuestra enseña nacional un trapillo y los acordes de nuestra Marcha Real una musiquilla folclórica, con aquellos que consideran que la ruptura de España es algo discutible y negociable".

"Mi Ex-general, estaba usted en la reserva que no en el retiro. Si no estoy equivocado usted seguía siendo militar y por ello tenía el deber, aunque posiblemente no legal, si moral, de mantener una escrupulosa neutralidad política por su respeto a las leyes y defensa de la integridad de la Patria y la seguridad de todos los españoles".

"Sr. Rodríguez Fernández, así supongo le llamaran sus correligionarios, espero que se arranque con deshonor la divisa de la bocamanga a la que ha ofendido profundamente. Le deseo que en esta vida o en el más allá le pasen generosa factura a sus traiciones. Llegado este momento, posiblemente si le queda algo de dignidad, debería pensar en la posibilidad de poner entre sus dientes la bocacha de un Cetme".

>>>>>  Julio Rodríguez, el general de Podemos: 'Sí existen las bombas de izquierdas: son de auxilio'

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.