El portaviones Príncipe de Asturias agoniza en Ferrol a la espera de un comprador
Última actualizaciónVie, 28 Feb 2020 12pm

El portaviones Príncipe de Asturias agoniza en Ferrol a la espera de un comprador

principe-asturias-barco

La lenta agonía del portaviones Príncipe de Asturias encara su recta final, tres años después de su llegada al puerto de Ferrol. En apenas tres semanas y media se terminará el plazo para la presentación de las ofertas para el desguace del que fuera buque insignia de la Armada.

En el Boletín Oficial del Estado del 16 de enero el Ministerio de Defensa fijó las condiciones de la puja, por un precio de salida de algo más de 4,8 millones de euros, y fijando el límite de recepción de propuestas el 16 de febrero. Sin embargo, varias empresas interesadas en adquirir el portaviones mostraron la necesidad de ampliar los plazos para presentar las propuestas. Defensa aceptó y hasta el 31 de marzo se podrán hacer ofertas.

Fuentes de la Marina informaron que son diez las empresas interesadas en adquirir el Príncipe de Asturias para convertirlo en chatarra, nueve de ellas se presentaron en el plazo inicialmente fijado y la última dentro de la ampliación. Teniendo en cuenta que aún quedan más de tres semanas por delante, es más que probable que la cifra final de firmas interesadas se vea incrementada.

Solo hasta esa fecha se podrá conocer el número exacto de ofertas, ya que es habitual que este trámite se formalice en jornadas muy cercanas al cierre de plazo de presentación. También es posible que alguna dé marcha atrás en sus intenciones, bien por la falta de capacidad técnica para la operación o por que no le ven beneficios económicos suficientes.

¿Por qué se decidió vender el Príncipe de Asturias?

Las previsiones con las que trabaja la Marina es que pueda ser antes de que termine este año, una vez que se seleccione la oferta que se considere más adecuada. Por ello, la firma que finalmente gane la subasta para proceder a su conversión en chatarra deberá, por un lado, tener capacidad para hacer frente al precio de salida de la unidad y, por el otro, la logística y medios necesarios para retirar al Príncipe de Asturias de su emplazamiento actual en Ferrol, donde se encuentra bajo la tutela del Arsenal.

La baja del Príncipe de Asturias se produjo por varios factores, independientemente de que su capacidad operativa le habría permitido seguir activo más años. El alto coste de su mantenimiento aún sin navegar tuvo un peso importante a la hora de optar por su retirada. También se tuvo en cuenta el hecho de que el Juan Carlos I entrase en servicio y pueda ejercer como portaviones de la Flota, entre otras muchas funciones.

El buque llegó a Ferrol el 8 de febrero del 2013, hace justo tres años. Procedía de su base en Rota y poco a poco se fue acometiendo su desarme y la retirada de todos aquellos materiales que se consideraron todavía útiles por parte de la Marina. Una dotación de quince marinos se encargaron durante un tiempo de las tareas de custodia y en la actualidad estas labores se realizan por parte de personal del propio Arsenal.

 

Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.