El Ferrari aparcado en La Zarzuela... era de Corinna

ferraris

Cuando los dos ferrari que el jeque Mohamed Bin Rashid al Maktoum le regaló al Rey Juan Carlos I se subastaron el pasado 6 de noviembre, la gran duda surgía en torno al flamante deportivo de color negro expuesto junto a su gemelo gris.

Los dos ferrari modelo F-151 eran idénticos excepto por el color: cuatro plazas, 6.262 centímetros cúbicos y 661 caballos de potencia. Sin embargo, mientras que el ferrari plateado contaba 763 kilómetros en el marcador, dejaba al descubierto varias rozaduras y un "pellizco" en la rueda, el de color negro conservaba un aspecto perfecto, intacto y sin estrenar.

¿De quién era aquel coche sin estrenar? Según desvela, LOC, no era para el entonces Príncipe Felipe como se llegó a especular, sino para la amiga entrañable de Don Juan Carlos, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, que por aquel entonces vivía en España, pero no llegó a conducirlo porque tuvo que abandonar el país poco tiempo después tras el accidente del Rey en Botswana.

El regalo del primer ministro de Emiratos Árabes, un apasionado del automovilismo, fue un "detalle" para el monarca ya que ambos son muy amigos, y para agradecerle su asistencia al Gran Premio de Fórmula 1 en el circuito de Abu Dhabi que se celebró en noviembre de 2011. En aquel viaje, el Rey Juan Carlos viajó acompañado de Corinna, haciendo caso omiso de los consejos de los asesores de la Casa Real. El jeque, al advertir la presencia de ésta, decidió regalarles dos ferrari idénticos.

>>>>>  ¡Escándalo! El Rey Juan Carlos y Corinna compartieron dúplex de lujo en Suiza durante 3 años

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.