Un país de estafadores: pagaron por un encierro de toros... y les trajeron tres bisontes

bisontes

Los vecinos del pueblo riojano de Rincón del Soto, de 3.799 habitantes, no se sorprendieron el pasado fin de semana cuando, durante las fiestas patronales de la Vírgen de Carravieso, asistieron a un encierro protagonizado, no por toros, sino por tres bisontes americanos, dos machos y una hembra. Por segundo año consecutivo se celebró una exhibición de este tipo, sin embargo Ecologistas en Acción de La Rioja presentó este jueves una denuncia en la Consejería de agricultura y medioambiente del gobierno autonómico contra el Ayuntamiento de Rincón y contra la empresa organizadora, Toropasión.

"Es maltrato animal y, además, un espectáculo de estas características tiene que ser autorizado por la Comunidad Autónoma y nos consta que dicho encierro no fue autorizado. Es ilegal", explica a 20minutos Concha Hernani, presidenta de Ecologistas en Acción de La Rioja. "No fue un encierro. Fue una exhibición. Primero fue el encierro de toros, luego becerras y, por último, la exhibición de bisontes. Se exhibieron igual que se han exhibido toda la vida burros, caballos o vacas en las ferias de ganado", rebate Miguel Ángel Pérez, gerente de la empresa Toropasión, que dispone de una finca donde los asistentes pueden ver también vacas portuguesas, toros africanos o bisontes indios.

Ecologistas en Acción también ha exigido la apertura de un expediente sancionador por celebración ilegal de espectáculos y por tenencia irregular de especies acogidas en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), un tratado cuya finalidad es velar por que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres no constituye una amenaza para su supervivencia.

"Es una vergüenza. El bisonte está protegido y, como mínimo, sacarlo de su medio natural les produce un gran estrés, así que imagínate correr rodeado de gente", dice Hernani, recordando que el bisonte americano está entre las especies incluidas en el convenio CITES. Toropasión opina muy diferente: "No es una especie en vías de extinción y los animales tienen todos su permisos, tanto de traslados internacionales como sus reconocimientos médicos. Llevan aquí dos años y se les cuida de maravilla, igual que al resto de 500 reses que tenemos. Viven mejor que nosotros. A cuerpo de rey. En la finca se les puede tocar y fotografiar sin nigún problema".

Según la legislación autonómica, la utilización de estos animales vulnera la ley para la protección de los animales de La Rioja, ya que los bisontes no están acogidos a la excepción que hace la norma sobre toros y vacas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.