• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        La Europa que viene
        Lunes, 13 Mayo 2019
        El próximo 26 de Mayo no sólo se elegirán los miembros del Parlamento Europeo, sino que esta fecha marcará el...
      • David Enguita

        David Enguita

        
        IMAGE
        David Enguita
        Soy Gay, católico y sin diagnóstico de 'Rareza'
        Lunes, 01 Abril 2019
        Tenía cierta ilusión y sobre todo mucha esperanza puesta sobre la entrevista del Papa Francisco en 'Salvados', frente...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        La Iglesia Católica es la más perseguida con diferencia
        Domingo, 19 Mayo 2019
        Ser católico en pleno siglo XXI, no es tarea fácil. En muchos países te lleva hasta la muerte, porque los...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        Y ahora, Europa
        Domingo, 19 Mayo 2019
        Al menos dos de cada tres normas que nos afectan en nuestras vidas se aprueban en Bruselas y el Parlamento Europeo es...
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        ADÑ en la calle por la Unidad de España
        Martes, 12 Febrero 2019
        De los innumerables asuntos que hacen insufrible la situación de la España actual, el de la desmembración de la...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        ¡La Virgen!
        Sábado, 18 Mayo 2019
        El pasado lunes 13, en el marco de una exposición de la Delegación de Igualdad de la Diputación de Córdoba titulada...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        Partido Popular
        Viernes, 10 Mayo 2019
        Teóricamente el Partido Popular representa, o ha representado, las aspiraciones de muchos ciudadanos de derechas de...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        El sepulturero de la Moncloa
        Domingo, 19 Mayo 2019
        Los españoles asisten atónitos que el sepulturero de la Moncloa (llamado Pedro Sánchez) haya fijado la fecha del 10...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        La ludopatía, una de las peores drogas
        Sábado, 18 Mayo 2019
        La actualidad nos habla de una joven que usaba burundanga aún a sabiendas de su toxicidad, que puede acabar con la...
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        Limpiar el CGPJ
        Domingo, 19 Mayo 2019
        El escándalo de los fines de semana caribeños del anterior Presidente del Consejo General del Poder Judicial, al fin...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

Mar05212019

Última actualizaciónMar, 21 May 2019 10pm

Un hombre sufre un infarto en Valencia y fallece tras pasar más de 2 horas en urgencias

sanitat-valenciana

La Conselleria de Sanidad valenciana debería indemnizar con 50.000 euros a los familiares de un hombre que tardó dos horas en ser atendido en el servicio de urgencias de un hospital público de la Comunitat, en cuyo pasillo sufrió un infarto agudo de miocardio y que finalmente falleció al día siguiente.

Así lo considera un dictamen del Consell Jurídic Consultiu (CJC), que estima que procede declarar la responsabilidad patrimonial de la Generalitat en este caso e indemnizar a la viuda con 30.000 euros y a sus dos hijos con 20.000 euros en total.

Los hechos ocurrieron en junio de 2007, cuando sobre las 23 horas un hombre de 78 años fue llevado en ambulancia al servicio de urgencias de un hospital al presentar dolor torácico, mareos, relajación de esfínteres y periodos de pérdida de conciencia. En el parte de servicio figuraba que era cardiópata, hipertenso y epiléptico. Acudió al centro sanitario tras una llamada de auxilio desde su domicilio particular.

Al llegar al hospital, se le pasó de la camilla de la ambulancia a una cama ubicada en un pasillo del servicio de urgencias, donde una enfermera le preguntó cómo se encontraba y le respondió que tenía dolor en el pecho y no se encontraba bien.

Según la reclamación, la familia hizo varios requerimientos a la enfermera sobre el deficiente estado del paciente, pero esta se limitaba a señalar que no se preocuparan, que el médico iría pronto.

Más de dos horas después, sobre la 1:15 horas, el hombre sufrió varios espasmos, se puso amoratado y dejó de respirar, tras lo que fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos, donde finalmente falleció al día siguiente, lo que llevó a la esposa e hijos a presentar una reclamación de responsabilidad patrimonial contra la Generalitat.

Según el CJC, en este caso, una vez se inició la asistencia por los facultativos del Servicio de Urgencias, no se aprecia infracción alguna del estándar medio exigible, aunque sí ha existido infracción en la asistencia sanitaria al no atender "con prontitud" a un paciente con las características y con los síntomas que presentaba.

El organismo consultivo de la Generalitat considera que resultaba exigible que, en un tiempo "razonable", las dolencias y síntomas del hombre hubieran sido objeto de triaje por un médico del servicio de urgencias que dictara las pruebas diagnósticas y los cuidados inmediatos. Para el CJC, aunque no puede saberse a ciencia cierta qué hubiera ocurrido de haber sido atendido prontamente el paciente, es evidente que existió una "pérdida de oportunidad" para evitar el infarto agudo de miocardio como consecuencia de no haber sido atendido con prontitud, lo que podría haber desembocado "en otro resultado menos grave".

Así, estima que el paciente "pudo y debió ser atendido con mayor prontitud", por lo que se debe indemnizar no el fallecimiento, sino la pérdida de oportunidad de vida o curación por el retraso de una asistencia que privó al paciente de una posibilidad de supervivencia.

Los familiares reclamaban 160.000 euros, pero el CJC estima que, teniendo en cuenta la edad del paciente y las demás circunstancias concurrentes, se les debe indemnizar con un total de 50.000 euros, a razón de 30.000 euros en favor de la viuda y de 10.000 a cada uno de sus hijos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.