lydia-lozano

Una cena de casi 500 euros en Benidorm involucra a la periodista Lydia Lozano en un surrealista escándalo político. En agosto de 2010, la colaboradora de Sálvame viajó a la ciudad alicantina para realizar un reportaje, y estuvo cenando en un hotel. El problema: parece ser que no pagó la factura.

La concejalía de Hacienda acaba de presentar esta cuenta al Ayuntamiento, que se desentiende del caso. ¿Quién debería de hacerse cargo?

Los hechos se remontan al verano del año 2010, cuando la periodista, que ya trabajaba para Sálvame, se desplazó con algunos miembros de su equipo a Benidorm para realizar una reportaje sobre el ocio nocturno.

Aprovechando su visita, se organizó una cena en un hotel a la que, según ella, acudió invitada por el entonces alcalde, Agustín Navarro, "me insistieron mucho, ya que decían que tenía muchas ganas de conocerme en persona", afirmó en televisión.

La velada nocturna dejó una factura de 485 euros que, parece ser, nunca se pagó. El Ayuntamiento mantiene que era una invitación del propio hotel, pero Hacienda reclama esa cuenta, de la que nadie se ha hecho cargo. El alcalde ha asegurado en Telecinco que solo fue tomar un café con Lydia Lozano, para agradecerle la labor que iba a hacer de promocionar la ciudad. 

El Ayuntamiento dice que invitaba el hotel. La dirección del hotel, que pagaba el Ayuntamiento. Y Lydia Lozano, que acudió invitada personalmente por el alcalde de la ciudad. Seis años después de aquel encuentro, los 485 euros siguen pendientes. ¡Qué siga la fiesta!

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.