Militares españoles falsifican el título de la ESO para no ser expulsados del Ejército

ejercito-perejil

Defensa tiene constancia de que algunos soldados profesionales han falsificado su certificado de la Enseñanza Secundaria Obligatoria para, así, poder firmar un compromiso de larga duración y permanecer en las Fuerzas Armadas. Se investiga por toda España con ayuda del Ministerio de Educación.

Los primeros en detectar irregularidades fueron técnicos de la Comandancia General de Ceuta, que revisando la documentación presentada por militares de tropa que querían acceder a un compromiso de larga duración –es requisito fundamental-. Más tarde, la Comandancia General de Melilla, alertada por el descubrimiento en Ceuta, comenzó a fiscalizar los documentos de sus militares.

Son varios los casos encontrados hasta el momento que se han confirmado como falsificación de certificados, y ya han sido puestos en conocimiento de los juzgados militares territoriales. En el Ejército se asume que la investigación acaba apenas de empezar y que saldrán más casos similares. Según ha sabido El Confidencial Digital, desde el Cuartel General del Ejército de Tierra, una vez se conocieron los primeros casos, se ha dado orden de iniciar una investigación interna en acuartelamientos de toda España para descubrir si se están produciendo prácticas similares.

Tal y como explican fuentes militares consultadas, las falsificaciones confirmadas hasta ahora "son de muy buena calidad", por lo que se van a proceder a comprobar los papeles presentados con los distintos registros educativos. Sin embargo, aseguran desconocer si esta iniciativa se ha puesto en marcha también en la Armada o en Ejército del Aire. Estas voces añaden, además, que en el proceso colabora activamente el Ministerio de Educación y las distintas direcciones provinciales del organismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.