Lo que le faltaba a España: los militares protestarán frente al Ministerio de Defensa en Madrid

ejercito-espanol

A este país solo le faltaban a los militares en la calle. Una decisión de los responsables del Ejército –el arresto del presidente de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME)– ha precipitado una situación que ya se encontraba viciada por los recortes que padecen los cuarteles y que ha generado un problema envenenado, más allá del estrictamente económico.

Todo se concreta en el siguiente anuncio. La AUME ha convocado una manifestación para el próximo 27 de abril frente al Ministerio de Defensa para condenar el arresto de Jorge Bravo. El presidente de la Asociación, que desde el miércoles se encuentra retenido en la base de Colmenar Viejo (Madrid) cumpliendo una sanción de un mes y un día por unas declaraciones en dos medios de comunicación en las que criticó los abultados recortes y gastos superfluos aplicados por el Departamento que dirige Pedro Morenés.

"No tiene sentido. Ahora se van a tapar todas las reivindicaciones de los militares a golpe de arresto". El portavoz y secretario general de la AUME, Mariano Casado, aseguró ayer en declaraciones a La Gaceta que, además el Ejército "tiene que aceptar" de una vez por todas que "se puede ser tan operativo y disciplinado como antes opinando sobre lo que acontece en el entorno del Ejército".

Las circunstancias han cambiado. En realidad, las palabras de Casado proyectan un cierto anacronismo que parece se haya instalado en los cuarteles y en quienes proyectan la política de Defensa y Seguridad, obviando, más allá de opiniones favorables o no al texto, lo articulado en la Ley de Derechos y Deberes de las Fuerzas Armadas, el cuerpo jurídico que intentaba reubicar al estamento militar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.