Pelea a machetazos entre dos hermanos gitanos de Sagunto

sagunto

Un baño de sangre entre hermanos. Es lo que se vivió el jueves de madrugada en una vivienda de Sagunto. El enfrentamiento, por causas que investiga la Policía Nacional y no han trascendido, acabó con los dos implicados detenidos y uno de ellos hospitalizado en estado grave.

Según han podido reconstruir los investigadores todo sucedió sobre las cuatro de la madrugada, en el domicilio de Sagunto que comparten los dos hermanos, uno de 52 años y otrode 56. Al parecer, fue el menor el que inició la violenta secuencia de acontecimientos al dirigirse a la habitación de su hermano con un cuchillo de cocina provisto de una hoja de 29 centímetros. Según fuentes policiales, no medió discusión. Tras despertarlo, le hundió el arma.

La reacción de la víctima fue inmediata y no menos brutal. Se armó con un machete de 25 centímetros y presuntamente se lo clavó a su hermano en el abdomen. Éste último optó por abandonar la vivienda y, malherido, puso rumbo a la Comisaría de la Policía Nacional en Sagunto.

Mientras, el hombre que se quedó en la casa, el que había sido atacado mientras dormía, trató de taponarse la herida en la mano. Telefoneó al 091 y comunicó a la policía lo que le acababa de suceder. Una patrulla que realizaba labores de prevención en la zona se dirigió con la máxima urgencia al escenario de la agresión.

Cuando los policías llegaron a la vivienda quedaron sorprendidos al toparse con «un largo reguero de sangre que iba desde el portal de la finca hasta el domicilio» donde conviven los dos hermanos, como explicaron desde la Jefatura Superior de Policía.

Al llegar al piso, los policías se entrevistaron con el mayor. No tardaron en apreciar su lesión sangrante en la mano. Según la versión que ofreció a los agentes, su hermano menor le había despertado en mitad de la noche y le había agredido con un cuchillo, por lo que había tenido que defenderse. Lo que no podían imaginar en ese momento los policías era el grave resultado de esa defensa.

Eso lo supieron los que estaban en comisaría, al ver aparecer al segundo hermano con una herida de arma blanca en el abdomen de aspecto muy preocupante. De inmediato, solicitaron una ambulancia. Tras una primera valoración, los médicos del SAMU comprobaron que la herida era muy profunda y trasladaron al hombre de 52 años al Hospital de Sagunto.

Mientras, los policías desplazados a la casa encontraron tanto el cuchillo de cocina como el machete. Ambas armas blancas estaban en la mesa del salón, presentaban manchas de sangre y fueron requisadas para la investigación judicial.

Los dos hermanos han acabado arrestados como sospechosos de delitos de lesiones y malos tratos en el ámbito familiar. A uno de ellos, además, le imputan un delito de amenazas. El menor, el de la herida en el vientre, tuvo que ser intervenido en el hospital. Según fuentes policiales, ayer por la tarde seguía ingresado en la UCI en estado grave. El otro fue puesto ayer por la mañana a disposición judicial en Sagunto. Ambos poseen antecedentes policiales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.