Última actualizaciónJue, 06 Ago 2020 5pm

La Fiscalía denuncia a una discoteca de Valencia por utilizar enfermeras con fines sexuales

labamba

Rubia de bote, muy despampanante, con grandes pechos y enfermera. Este es el señuelo que podría dejar de usar una discoteca de Valencia para atraer al público masculino a sus fiestas si el procedimiento puesto en marcha por el Ministerio Fiscal continúa adelante.

Según confirmaron fuentes jurídicas a este periódico, las secciones de Violencia sobre la Mujer y Mercantil de la Fiscalía provincial de Valencia han abierto diligencias preprocesales civiles después de que El Mundo publicara que una discoteca, La Bamba, repartió numerosos carteles por las calles de Valencia para una fiesta que se celebró el 22 de enero en los que aparecía una mujer en bikini, adornado con varias cruces rojas, y con una cofia de enfermera.

A esta imagen le acompañaba la siguiente leyenda: Craziest Enfermeras Party -fiesta de las enfermeras más locas- y añadía: «Gogós enfermeras que te sanan el corazón».

Según consta en el decreto por el que se han abierto estas diligencias, de 4 de febrero, la Fiscalía ya se ha dirigido al Colegio Oficial de Enfermería de Valencia y a la dirección general de Comercio y Consumo, órgano que depende de la Conselleria de Economía, para que remitan copia de informes y actuaciones realizadas sobre estos hechos.

La ley contra la Violencia de Género legitima a la Fiscalía para ejercitar ante «los tribunales la acción de cesación de publicidad ilícita por utilizar en forma vejatoria la imagen de la mujer», en los términos que establece la ley General de Publicidad. De ahí que la sección de Violencia de Género haya dado un paso al frente contra esta discoteca.

El uso de enfermeras como objetos sexuales molestó, mucho, a los profesionales del sector, porque los responsables de la discoteca también utilizaron a la enfermera «loca» para promocionar la venta bebidas alcohólicas, en concreto botellas y medias botellas de aguardiente.

Tal y como explicó el presidente del Colegio de Enfermería de Valencia, Juan José Tirado, cuando trascendió la fiesta y su contenido toda esta cartelería «implica una publicidad ilícita, denigrante y prohibida por la Ley General de Publicidad, al desprestigiar gravemente a la mujer y a la profesión de enfermera».

El Colegio de Enfermería incluso remitió un escrito de protesta a la discoteca porque se arruinaba su imagen «utilizando a las mujeres y a las enfermeras de forma discriminatoria, sexista y vejatoria» para fines lucrativos. Los profesionales criticaron que se anunciara la presencia de «gogós enfermeras» y, además, «promocionando el consumo de alcohol». Exigió que se retirara la campaña contra su profesión aunque la fiesta se celebró: «Le requiero a la inmediata retirada de dicho ofensivo cartel, así como toda publicidad que incluya a la enfermería para los citados fines».

No es al primera vez que las secciones de Violencia Sobre la Mujer y Mercantil de la Fiscalía de Valencia colaboran para llevar al juzgado este tipo de reclamos publicitarios.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.