animalistas-bous

Los dirigentes y vecinos de Olocau del Rey llevan días recibiendo amenazas e insultos tras la sanción a los 35 antitaurinos que boicotearon el bou embolat de diciembre anunciada por el subdelegado del Gobierno en Castellón. Asimismo, el propio David Barelles ha sido atacado en las redes sociales por la multa a los animalistas.

«Un pueblo de paletos de mierda que debería arder hasta los cimientos. Ya que les gusta tanto el toro embolado, que se quemen ellos» o «sois hombres de las cavernas, sádicos y perversos», son algunos de los escritos. Olocau es un municipio de «seres crueles y patéticos», insisten. No resulta complicado encontrar estas agresiones verbales que han sido una constante esta semana.

«El subdelegado de Castellón es un hijo de puta. Tío cabrón, del maltrato haces caja en vez de perseguir a delincuentes. Eres un dictador de mierda y lo que tu llamas festejos son asesinatos», dice una antitaurina a Barelles, para añadir: «lo que usted hace es una dictadura, hay libertad de expresión y no es nadie para poner una multa, porque Hitler ya murió». También son acusados «de inventar delitos falsos».

Sin embargo, los animalistas, no increpan a todas las autoridades. De hecho, en multitud de ocasiones agradecen el apoyo de Carles Mulet, representante de Compromís, quien no sólo atacó los bous al carrer, sino que también acusó a David Barelles a actuar «como un gobernador civil del franquismo». Unas palabras que no han sentado bien en el municipio castellonense ni tampoco a los taurinos.

En este sentido, desde el Consell esperan una reflexión por su parte. «El señor Mulet, como representante en el Senado de los vecinos de Castellón debería actuar para todos ellos, sobre todo porque se ha criado en municipios de la provincia con gran tradición de bous. Por tanto, debería entender que haya gente a quien le gusten y que se trata de una actividad legal. También espero que llame al alcalde de Olocau y a ediles de las diversas localidades, que incluso pueden ser de su propio partido o de cualquier otro, en las que hay festejos y pueden ser amenazados e insultados», indicó a este periódico el director general de Seguridad José María Ángel, quien también admitió que distintos ayuntamientos de la Comunitat se han dirigido a la Generalitat para saber cómo actuar ante el temor de ser acosados por antitaurinos como está ocurriendo en Olocau del Rey.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.