UGT compra dos coches para sus dirigentes pero despide a 135 trabajadores en Valencia

ugt-valencia

UGT mantiene un coche a disposición de su secretario general en la Comunitat Valenciana, Conrado Hernández, y otro para Ismael Saez, máximo responsable de la federación del metal, construcción y afines de la región. Según confirmó ayer el diario Las Provincias con varios miembros de la organización de trabajadores, la aplicación de un cuarto ERE dentro del sindicato no ha supuesto el recorte de los beneficios que tienen los máximos dirigentes de UGT-PV.

En ambos casos se trata de un Ford Mondeo que los dos sindicalistas utilizan tanto para los desplazamientos oficiales como para los personales. Según explican las fuentes consultadas, Rafael Recuenco, anterior secretario general del sindicato, también tenía un coche a su disposición. Acudía al sindicato en su propio vehículo y utilizaba el del sindicato para motivos estrictamente de trabajo. Por contra, Conrado Hernández, que reside en Castellón, utiliza el Ford Mondeo, que fue comprado por el sindicato, para todo tipo de desplazamientos.

Por otra parte, Conrado Hernández ha renunciado temporalmente al derecho a prejubilarse que adquirió cuando Unión Naval, empresa en la que estaba contratado, cerró. Este fondo le garantiza una retribución que las distintas fuentes consultadas sitúan entre 1.600 y 1.700 euros al mes.

La empresa del Grupo Boluda explicó ayer: «Conrado Hernández tiene una póliza hecha de prejubilación y no tenemos modo de saber cómo la administra».

El mantenimiento de los coches a disposición de los directivos sindicales y la aparición de cuantiosos beneficios personales contrasta con el estado general de UGT en la Comunitat Valenciana. Lejos de la bonanza, el sindicato sufre una sangría de pérdida de afiliados y la dirección ha aplicado una drástica reducción de la plantilla. En los últimos años, UGT ha aplicado cuatro expedientes de regulación de empleo que han afectado a un total de 135 trabajadores. Los tres primeros ERE afectaron a 34, 35 y 35 empleados en cada uno de ellos mientras que el último ha supuesto el despido de 31 personas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.