Rescatan a un bebé recién nacido de un respiradero en Alicante y detienen a su madre

feto

La Policía Nacional ha detenido este fin de semana en Alicante a una mujer de 26 años por un presunto delito de tentativa de asesinato después de que supuestamente arrojara por el hueco en el que confluyen los desagües de un edificio a su recién nacido, que fue rescatado con vida tras pasar atrapado unas 40 horas.

 El bebé, que incluso tenía aún el cordón umbilical, ha sido trasladado por una unidad del SAMU en estado grave a la Unidad de Neonatos del Hospital General de Alicante, donde se encuentra ingresado con fractura de radio y otras lesiones, según la Policía.

La Policía ha detenido a la madre, de origen español, después de que tras dar a luz el pasado día 21, intentara, al parecer, deshacerse del bebé arrojándolo a un hueco comunitario de un metro cuadrado de superficie en el que confluyen los desagües de las viviendas.

Según el relato policial, sobre las 2.00 horas del domingo, un vecino de un edificio ubicado en el número 4 de la calle Benissa de Alicante, en el barrio Virgen del Carmen, ha alertado a los bomberos de que había un gato atrapado porque oía constantemente maullidos que procedían de las bajantes de aguas comunitarias.

Tanto los agentes del Cuerpo Nacional de Policía como los bomberos del Ayuntamiento de Alicante que se han personado en el inmueble se han percatado de que los maullidos no eran sino los llantos de un recién nacido y han procedido a su rápida excarcelación y rescate. De la investigación de los hechos, los agentes averiguaron que en uno de los domicilios del inmueble vivía una mujer de 26 años que se encontraba en avanzado estado de gestación y que en ese momento se hallaba ingresada desde el día 21 de junio en el Hospital General de Alicante, donde había manifestado haber sufrido un aborto.

Tras recibir el alta médica, la mujer fue detenida y trasladada a las dependencias de la Comisaría Provincial de Alicante.

Según la Policía, tras ser informada del motivo de su detención, la mujer espontáneamente reconoció los hechos y les aseguró a los agente que no deseaba tenerlo pero que no disponía de dinero para abortar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.