Podemos prohibirá la tradición de los 'Moros y Cristianos' para no ofender al Islam

moros

Mediterráneo Digital | Han prometido que llegaban para cambiarlo todo. Y a fe que piensan cumplirlo a rajatabla. Hasta las últimas consecuencias. El fenómeno Podemos, aupado desde las plataformas de los medios de comunicación nacionales, se ha convertido en la irrupción políticamente más violenta desde los años de la mal llamada Transición Democrática. Nunca un partido pudo llegar a tanto en tan corto espacio de tiempo.

Son hijos del populismo, de la ira, de la desafección social, el producto justo y proporcional a una población que se ha sentido diametralmente estafada por un Sistema que se vino abajo en cuanto el viento del neocapitalismo empezó a soplar. Ya nada volverá a ser igual después de la gran crisis económica global.

Ahora, en un 2015 decisivo, y consecuencia quizás de una excesiva precipitación a nivel de estructura (poco se conocía de Podemos más allá del triunvirato de su cúpula de dirección) empiezan a saltar a la opinión pública algunas de las descabelladas propuestas de una formación que, desde el ala izquierda más radical, bebe los vientos entre el marxismo de la extinta Unión Soviética y los movimientos bolivarianos de Sudamérica. Son la involución perfecta de la socialdemocracia continental.

Podemos considera los 'Moros y Cristianos' una ofensa a la comunidad musulmana

Los círculos de Podemos en la Comunidad Valenciana, con las elecciones municipales y autonómicas a la vuelta de la esquina, ya han anunciado su intención de someter "a asamblea popular" la prohibición de las tradicionales comparsas de 'Moros y Cristianos', una tradición popular que consideran "una ofensa" y "una provocación" para el Islam.

El reportero catalán Marc Marginedas, secuestrado por el Estado Islámico durante seis meses en Siria, fue el primero en destapar la cuestión en una entrevista concedida a los micrófonos de Catalunya Radio: "La tradición española de los Moros y Cristianos es una afrente para el ISIS" que lo considera una ofensa directa a sus postulados.

Entre sus experiencias, el reportero, que fue capturado mientras cubría la información del conflicto, explicaba que los terroristas querían darles "el mismo trato" que se les da a los yihadistas en Guantánamo. En su captura había tres "gestores" del secuestro, junto con otros cautivos occidentales, a los que llamaban los 'Beaters' (los mordedores), que usaban "las excusas más idiotas del mundo" para darles una paliza. "Consideran una afrenta las batallas de los moros y cristianos de Valencia, algo que justificaba que nos dieran una paliza".

"Las celebraciones de Moros y Cristianos no tienen cabida en la España democrática"

No es la primera vez que esta fiesta, de arraigo centenario en muchas comarcas, fundamentalmente valencianas y alicantinas, ha originado choques con la comunidad islámica. Así, cabe recordar la queja en 2002 de los musulmanes de Ontinyent, que denunciaron que una comparsa desfilaba sobre una alfombra donde había escritos versículos del Corán, al considerar una "ofensa" que se pisaran estas inscripciones.

En 2006 el presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (Feeri), el imán de la mezquita La Unión de Málaga, Félix Herrero, exigió que se suspendieran los 'Moros y Cristianos' por la imagen que se da del pueblo musulmán, afirmando que "no tienen cabida en la España democrática".

Las quejas reiteradas de los colectivos árabes provocaron incluso, que algunas localidades españolas cambiaran su escudo heráldico, vigente en muchos casos desde la época de la Edad Media. Cabezas de moros cortadas, inscripciones en latín, referencias a la Reconquista e incluso su estructura les parecían ofensiva. Todo cabe bajo el manido manto de la multiculturalidad. Eso sí, las mujeres árabes continúan cubiertas con velo, y cada vez están más vigentes en nuestro país los horarios de rezo o el período de Ramadán. Son sus costumbres y hay que respetarlas. Faltaría más.

>>>>>  Podemos prohibirá los Reyes Magos porque son 'una tradición podrida y cristofascista'

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.