La mujer de Luís Bárcenas tenía 11 millones de euros en una cuenta bancaria pero 'no sabía nada'

rosalia-mujer-barcenas

La mujer del ya extesorero del PP, Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias Villar, imputada al igual que su esposo en la Audiencia Nacional en el marco del 'caso Gürtel', llegó a acumular en tan sólo un año un total de 10.935.241 euros en una cuenta bancaria en Madrid a pesar de no tener trabajo, unos movimientos que están ahora en el punto de mira de la investigación judicial.

Un informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria ya alertó en junio de 2009 de esta situación. El escrito remitido al entonces instructor del 'caso Gürtel', el juez del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Antonio Pedreira, subrayaba de que la cuenta de Iglesias Villar "cuenta con un elevado importe de abonos en 2007".

La cuenta, abierta en una sucursal de Caja de Madrid en la calle Príncipe de Vergara de la capital, a escasos metros del domicilio familiar de Bárcenas e Iglesias Villar, sumó en 2007 unos abonos por un total de 10.935.241 euros.

El informe de la Agencia Tributaria, entregado al juez el 4 de junio de 2009, reconoce que no se puede determinar "cuál fue el motivo exacto de los abonos" ya que los investigadores no pudieron acceder a "los extractos bancarios de la cuenta".

A falta de esta información, la ONIF apunta como "la hipótesis más razonable" la posibilidad de que parte de estos ingresos se deban a "sucesivas reinversiones en Deuda Pública en dos capitales, uno de 650.000 y otro de 370.000 euros en sus importes iniciales".

En su comparecencia ante el juez, que tuvo lugar el pasado 17 de mayo, Iglesias Villar se negó a declarar pero su abogado aportó documentación con la que intentó demostrar que su clienta no cometió ningún delito fiscal. La documentación aportada, en concreto, intentaba demostrar que la citada ganancia patrimonial se debió a la venta de unos cuadros y no una operación de su marido, y que sí se pagó a Hacienda por la transacción. Como la Infanta Cristina, la mujer de Bárcenas, tampoco sabía nada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.