La Comunidad Islámica de Alicante reparte comida para las familias musulmanas más pobres

caritas-moros

La Comunidad Islámica de Alicante reparte estos días alimentos a cerca de 3.000 personas en situación de extrema pobreza. La entrega de la comida se realiza en los bajos de la mezquita, ubicada en la avenida de Jovellanos, donde cada día se forman largas colas para recoger los lotes de productos de primera necesidad, como aceite, leche, arroz, galletas o pasta.

Cruz Roja es la entidad que proporciona estos alimentos a la Comunidad Islámica, que a su vez los hace llegar a cerca de 600 familias inmigrantes musulmanas. "Como requisito exigimos un certificado de empadronamiento y pruebas de que no están trabajando", señala Majed Khadem, presidente de la Comunidad Islámica alicantina.

Esta entidad organiza repartos de alimentos cuatro veces al año y desde que estalló la crisis la situación no deja de agravarse. "El número de personas que atendemos no deja de crecer año a año. Con la crisis la situación es dramática para muchas familias con niños pequeños, ya que hay que tener en cuenta que las familias musulmanas son grandes, por lo menos de 8 o 10 personas".

La entrega de los alimentos en la mezquita de la ciudad de Alicante se hará durante cuatro días, en horario de mañana y de tarde.

A pesar de la polémica acaecida en torno al reparto de comida sólo para españoles organizado por entidades patriotas, o el famoso desahucio del Hogar Social Madrid, casa de acogida destinada exclusivamente a ciudadanos autóctonos, de momento, nadie ha dado la voz de alarma. La caridad bien entendida, empieza siempre por uno mismo.

>>>>>  Izquierda Unida prohíbe repartir comida para las familias españolas más necesitadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.