Condenado a 17 años de cárcel el casero que mató a su inquilino porque no le pagaba el alquiler

alquiler

La Audiencia de Alicante ha impuesto una pena de 17 años de prisión a un hombre al que un jurado popular halló culpable por matar a su inquilino en 2009, en el municipio alicantino de Algorfa, porque no le pagaba el alquiler.

En concreto, la magistrada-presidenta de la sección séptima de la Audiencia de Alicante , con sede en Elche, le condena a 15 años de cárcel por homicidio y a dos años de prisión por allanamiento de morada, según consta en la sentencia hecha pública hoy por el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV).

El acusado, de 53 años y natural del Reino Unido, formalizó en mayo de 2008, a través de una agencia inmobiliaria, un contrato de arrendamiento de un piso de su propiedad, ubicado en Algorfa, con la víctima por 675 euros mensuales.

Sin embargo, el inquilino sólo abonó dos meses de renta y la fianza (2.025 euros) desde la firma del contrato y hasta mayo de 2009.

Con el fin de resolver el impago de la renta, el procesado se desplazó el 7 de mayo de 2009 desde Gran Bretaña, donde residía, hasta el domicilio alquilado de Algorfa, al que accedió con un juego de llaves que tenía.

En el momento en que entró a la vivienda no se encontraba en ella el inquilino, quien llegó a la casa durante la madrugada del día siguiente, en la que permanecía el condenado esperándole.

Entonces, según la sentencia, se produjo una discusión entre ambos, en el transcurso de la cual el acusado le propinó varios golpes en la zona costal y le asestó dos puñaladas a la altura del tórax-abdomen, que ocasionaron la muerte del inquilino.

Luego, el procesado colocó los brazos de su víctima a la espalda y envolvió sus manos en una bolsa de plástico, atándolas con cinta adhesiva. También ató sus pies con una cordonera de bota.

A continuación, trasladó el cuerpo desde la vivienda hasta una pinada situada en el interior de un paraje rural de la Sierra Escalona, en el término municipal de Orihuela (Alicante), donde lo abandonó, aunque fue hallado catorce días después del homicidio.

El acusado, sin antecedentes penales, fue localizado y arrestado en el Reino Unido en marzo del año siguiente en virtud de una orden europea de detención.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.