Ada Colau, que luchaba contra los 'racistas y xenófobos', ataca a la Justicia por imputar a Zapata

iglesias-colau

Curiosa vara de medir la de Ada Colau, la conocida activista antidesahucios, ex portavoz de la PAH y flamante nueva alcaldesa de Barcelona.

Si en su día puso públicamente el grito en el cielo contra los "xenófobos" Josep Anglada y Xavier García Albiol o pidió enérgicamente el cierre de la Librería Europa por su supuesta filiación "nazi y racista", ahora, no sólo justifica a través de su perfil personal de Facebook al concejal de Madrid (y compañero de filas) Guillermo Zapata, citado a declarar por sus tuits ofensivos contra Irene Villa, sino que clama contra la Justicia española por querer aplicar, simplemente, la Ley.

El artículo 510 del Código Penal castiga con prisión y penas de inhabilitación para cargo público a quienes "públicamente nieguen, trivialicen gravemente o enaltezcan los delitos de genocidio, de lesa humanidad" contra un grupo religioso o étnico (...), incrementando la condena en el 510.3 "cuando los hechos se hubieran llevado a cabo a través de un medio de comunicación social, por medio de internet o mediante el uso de tecnologías de la información, de modo que, aquel se hiciera accesible a un elevado número de personas"

Guillermo Zapata en Twitter: "¿Cómo meterías a 5 millones de judíos en un 600? En el cenicero"

Ada Colau Ballano | Alcaldesa de Barcelona

"No quiero enzarzarme en una discusión sobre los límites del humor, porque me parece que es errar el enfoque. Tampoco sobre quién la ha dicho más gorda en Twitter, porque sería caer en una trampa. No entiendo por qué el debate ha tenido que salirse de madre cuando era tan fácil de resolver: ¿Es Guillermo Zapata antisemita? ¿Es Guillermo Zapata insensible al sufrimiento de las víctimas? Y la respuesta es: absolutamente NO. Su activismo lo avala, su lucha al lado de la gente que sufre, su energía y empuje por cambiar las cosas, su entrega a la nueva política que tiene, no lo olvidemos nunca, un único objetivo: mejorar la vida de la gente.

Guillermo, como muchos y muchas hace unos años, quizás se pasó de listo pensando que Twitter era como la barra del bar de abajo. Que le leían sólo sus amigos y que, como buenos amigos, sobreentendían el contexto. Hace cuatro años. Twitter era una novedad. Lo estábamos probando. Y éramos, es verdad, más jóvenes, gamberr@s e irreverentes. Y suerte que lo éramos. Si no llega a ser por los irreverentes de este mundo, triunfarían el conformismo y el miedo.

En la PAH también contábamos chistes sobre hipotecados. Me encantaba uno: "¿Por qué en la PAH no hay parejas? Porque acumularían dos deudas". ¿Os imagináis que lo hubiera tuiteado y ahora me denunciara la Fiscalía?

Con su persecución absurda, PP y Fiscalía harán el ridículo. Porque la gente no es tonta y sabe juzgar. La gente sabe que un chiste, por reprobable que sea, no es comparable a la corrupción, a la mentira ni a la insensibilidad de los que nos han recortado derechos y servicios básicos. Ni Gullermo Zapata es comparable a todos aquellos que, a pesar de ser los verdaderos responsables de tanto sufrimiento, nunca dimiten".

>>>>>  Ada Colau anula la presencia policial y los top manta ya se multiplican por toda Barcelona

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.