Podemos se desangra: dimiten 9 dirigentes de Madrid por la lucha de poder en el partido

errejon-iglesias3

La lucha por el poder entre las "familias" de Íñigo Errejón y Pablo Iglesias ha terminado por romper Podemos en la Comunidad de Madrid. El enfrentamiento de los últimos días se ha recrudecido hoy con la dimisión de nueve miembros 'errejonistas' del Consejo Ciudadano, que dan un fuerte portazo contra Luis Alegre, hombre fuerte de Iglesias, por la "deriva" de la organización.

Los nueve miembros de la dirección madrileña dimitidos son Pablo Padilla, Clara Serra, Jazmín Beriak, Sarah Bienzobas, Loreto Arenillas, Olga Abasolo, Cristina Castillo, César Mendoza y Leticia Sánchez. Todos ellos han firmado un comunicado conjunto anunciando su renuncia.

La dimisión de todas estas personas próximas al 'número dos' del partido se produce apenas dos días después de la marcha del que fuera secretario de Organización madrileño, Emilio Delgado, que despachó durísimas críticas contra Alegre en una carta de despedida, que provocó un "gran malestar" en el sector próximo a Iglesias, que lo vio como una "deslealtad" y que quería que también renunciara a su acta de diputado en la Asamblea de Madrid. No obstante, Errejón salió al paso para defenderle y rechazar que tuviera que dejar de ser diputado regional.

En una misiva firmada por los nueve dirigentes, cuatro de ellos diputados en la Asamblea de Madrid, lamentan "profundamente tomar la decisión más amarga de los últimos tiempos". "La mayoría de nosotros llevamos implicados en Podemos desde los comienzos, seguimos comprometidos con los principios, valores, y la acción política de un proyecto que se ha consolidado como la mejor herramienta para la gente para recuperar las instituciones y cambiar el país"

Dada la situación actual en Madrid, mi tarea como consejero ciudadano ha finalizado. Máxima lealtad al proyecto. pic.twitter.com/gDJBTr2rBV

— Pablo Padilla ✌ (@MaesePads) marzo 9, 2016

Aun así, los nuevos miembros que han presentado su renuncia argumentan su decisión por "la deriva de este órgano y la precipitación de los últimos acontecimientos". "Consideramos que nuestra tarea aquí ha llegado a su fin", señalan.

Los nueve partidarios de Errejón niegan que su renuncia suponga una división en la formación morada: "Algunos utilizarán este acto y nuestras palabras para hablar de división en Podemos, pero lo único cierto es que somos una organización democrática y plural donde toda discrepancia es pública y totalmente normal". En ese sentido, añaden que sus "diferencias" con la dirección política regional "no tienen relación ninguna con supuestas divisiones ficticias de dimensión estatal".

Con las nuevas dimisiones, el Consejo Ciudadano Autonómico se queda en 23 miembros (22 consejeros y el secretario general), una cifra que, según los reglamentos de Podemos, no obliga a la dirección nacional a establecer una gestora en el partido en Madrid, que sí se implantaría si el número de miembros bajara a 18.

La fractura interna en la Comunidad de Madrid ha puesto en evidencia el pulso de poder entre las corrientes de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón por el control de las distintas responsabilidades en Podemos. Esta misma tarde, sin embargo, el propio secretario de Política de Podemos ha querido dejar claro su respaldo total al líder de la formación, asegurando que "está hombro con hombro" con él.

Hay algo que nunca nos perdonarán @ierrejon : no ser como ellos. Es un honor ser secretario general con vosotros a mi lado compañero

— Pablo Iglesias (@Pablo_Iglesias_) marzo 9, 2016

Las nuevas dimisiones ponen en una difícil situación a Luis Alegre, fundador del partido y una de las personas de máxima confianza del líder de Podemos, cuya intención es seguir adelante pese a que Delgado arremetió contra la "parálisis" a la que había llevado al partido, una críticas repetidas hoy en los nueve miembros que han dimitido.

En un comunicado, el Consejo Ciudadano de Podemos Madrid respeta las dimisiones pero lamenta que se produzcan "antes de de la realización del debate político y organizativo que se aprobó en el último Consejo Ciudadano".

"La crítica y el debate son siempre bienvenidos en Podemos para lograr construir una organización fuerte a la altura de lo que la ciudadanía nos demanda", precisa en la nota la formación morada, donde deja claro que el Consejo de Coordinación "no va a favorecer la distracción de atención de las necesarias negociaciones y debates sobre la conformación de Gobierno de cambio a nivel estatal".

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.