El Ministerio del Interior pudo frustrar una operación contra ETA anunciándola por Twitter

eta-interior

Una nota de prensa y un tuit del ministerio del Interior han comprometido el éxito de la operación realizada por la Guardia Civil en la que, finalmente, han sido detenidos varios miembros del llamado frente de makos de ETA.

Ambos han sido difundidos por error minutos antes incluso de que los agentes operativos salieran del cuartel de La Salve hacia la calle Elcano número 20 que es el despacho de abogados en el que se encontraban reunidos los miembros del KT o Grupo Coordinador (Koordinazioa Taldea) al que se atribuye la función de supervisar y ejecutar, desde el exterior, las órdenes de ETA en el interior de las cárceles.

Cuando los guardias civiles han entrado esgrimiendo la orden judicial, en la sala de reuniones, que era el escenario previsto para la operación, no había nadie y los ahora detenidos se encontraban desperdigados por los despachos cerrando ordenadores y destruyendo pruebas. Una circunstancia que ha sido puesta en conocimiento del juez y del fiscal por la importancia que puede tener en el alcance de una operación que lleva siendo preparada desde el mes de septiembre.

La nota de prensa, enviada a las 15.06 horas de la tarde, informaba de que "la Guardia Civil detiene a varios presuntos miembros de ETA en el País Vasco y Navarra" y añadía que "las detenciones se han realizado mientras se celebraba una reunión orgánica en el interior de una de las sedes de los abogados defensores de los miembros de ETA". Aproximadamente media hora más tarde, a las 15.34, el tuit había sido retirado y un avance urgente desde el Ministerio alertaba de que "la información enviada sobre esta operación antiterrorista queda anulada a todos los efectos".

A esas horas, uno de los principales objetivos, Arantza Zulueta, ya había sido avisada por vía interna. Las detenciones se realizaron porque en los aledaños de la oficina se habían apostado agentes de vigilancia que acreditaron que seis personas permanecían en el interior.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, no ha querido referirse a este episodio. Se ha limitado, tras asistir a una conferencia del ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, a explicar que la operación contra "el llamado frente de cárceles de ETA" ha servido para desarticular "el tentáculo" de la banda para controlar a los presos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.