Última actualizaciónMar, 07 Jul 2020 7pm

Podemos ve 'positivo para la libertad' que Irán construya un Gran centro Islámico en Madrid

pabloiglesias-podemos

Podemos sigue profesando una peligrosa atracción por el régimen islámico; casi equiparable a su indisimulada aversión hacia todo aquello que huela a los fastos relacionados con la Iglesia Católica.

Este domingo, Mediterráneo Digital llevaba hasta su portada el súbito aterrizaje de la Fundación Alulbeyt iraní en pleno corazón de la capital de España.

La Casa Profética, su traducción literal al castellano, acaba de adquirir un antiguo colegio en Madrid para convertir sus instalaciones en un gigantesco centro cultural que tendrá como objetivo la difusión del islam chií, una rama de la religión musulmana que profesa el 15% de los 1.600 millones de fieles que habitan en nuestro planeta, y que tiene a Irán como su principal valedor.

Alulbeyt tiene su centro de operaciones en Irak, donde en torno al 60% de la población sigue el chiísimo, aunque también dispone de una importante sede en Londres. En teoría, la fundación está sufragada íntegramente por el ayatolá chií Sayyid Ali Al-Sistani, una relevante autoridad religiosa de origen iraní, que ha jugado un papel decisivo en la región tras la guerra de Irak, y que controla una vasta red de mezquitas y dependencias culturales que le permitirían financiar la organización.

Sin embargo, otras fuentes señalan que, en realidad, el dinero con el que Alulbeyt está apoyando su expansión internacional proceden directamente del régimen de Teherán, con el que precisamente mantiene una especial relación el partido de Pablo Iglesias.

Irán y Podemos: de financiar La Tuerka y Ford Apache a desembarcar en Madrid

A finales de 2014, se destapó publicamente que el Gobierno de Irán era una de las principales vías de liquidez de la productora del líder de Podemos. El dirigente neocomunista, según estas informaciones, surgidas directamente desde la Dirección del Canal 33 madrileño, estaría ingresando desde el año 2012 más de 3.000 euros semanales por la emisión de su espacio de televisión, el polémico Ford Apache. La cadena árabe Hispan TV tuvo incluso la intención de que empezara a emitir La Tuerka 2 en su frecuencia, pero Iglesias prefirió dedicar su programa a Hispanoamérica, la otra niña de sus ojos.

Hace unos meses, y para sorpresa generalizada, se filtraba que miembros del equipo de La Tuerka habían pedido a la dirigente socialista Beatriz Talegón, invitada al plató para ser entrevistada que "se cubriera los brazos y tapara el escote" para no ofender la moralidad de su principal mecenas comercial. Una indisimulada declaración de intenciones.

Ahora, desde los círculos de Podemos en la capital de España, valoran como "positivo" el desembarco del régimen iraní en Madrid, e incluso aplauden la potente inversión de la rama chií de la religión musulmana en nuestro país.

"La libertad religiosa es sagrada. Con tanta iglesia católica ya iba haciendo falta un gran centro dedicado al Islam como ocurre en la mayoría de países de Europa".

>>>>>  Podemos prohibirá la tradición de los 'Moros y Cristianos' para no ofender al Islam

Desde la formación de Pablo Iglesias no ven "necesariamente" una correlación entre la expansión de los postulados del profeta y la proliferación de cédulas directamente vinculadas con el Estado Islámico, que están convirtiéndose en el principal problema de seguridad a nivel internacional. Al contrario. Lo celebran como una oportunidad y un enriquecimiento cultural a gran escala.

"La Constitución española del 78, a la que tanto suele hacer alusión la casta, recoge explícitamente que España es un país aconfesional, en el que está garantizada, entre otras, la libertad de culto. Debemos velar por salvaguardar los derechos de todos los fieles, sean de la religión que sean. Esa es, precisamente, la esencia de la democracia".

>>>>>  Los musulmanes se plantean 'demandar' a España ante el Tribunal de Estrasburgo por la Semana Santa


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.