El cazador, cazado: escrache de la Policía al concejal de Seguridad de Manuela Carmena

escrache-policia

Nuevo escrache en Madrid, pero en esta ocasión se invierten las tornas y es la Policía quien lo lleva a cabo. Los agentes locales, que participaban en una manifestación contra el Ayuntamiento de Madrid por suprimir las Unidades Centrales de Seguridad de la Policía Municipal (los antidisturbios), han arremetido contra el concejal de Seguridad de Carmena, Javier Barbero.

Los agentes, que eran unos 200, han empezado a perseguirle al grito de "gordo" y "dictador", golpeando con violencia su vehículo. Además, le han acusado de "cargarse las unidades de antidisturbios" y han reclamado la dimisión del actual jefe de la Policía Local.

La protesta ha comenzado en los alrededores de la Plaza Mayor, donde se concentraban con motivo de la reunión de la comisión municipal de Seguridad del área, donde participaba Barbero. A su salida, los agentes le han asaltado y le han perseguido 400 metros calle abajo a lo largo de la calle Mayor y hasta Bordadores.

"La Policía Nacional no me ha defendido"

Javier Barbero, visiblemente afectado, ha lamentado que la Policía Nacional no haya intervenido "en el acoso". "Me llama mucho la atención que los antidisturbios de la Policía Nacional no hayan intervenido, cuando en principio era una concentración que luego se ha convertido en manifestación y en acoso", ha señalado Barbero en declaraciones a la Cadena Ser.

Sin embargo, el concejal ha aseverado que no se plantea interponer una denuncia, pero que, a su juicio, "hay funciones que tienen determinados cuerpos que han de cumplir", lo que es "labor de la Delegación del Gobierno".

Por su parte, la Delegación del Gobierno en Madrid ha replicado que la labor de seguridad de las autoridades municipales corresponde a la Policía Municipal y expone que su servicio de escolta no requirió en ningún momento la actuación de agentes de la Policía Nacional. "No ha habido riesgo contra él", reiteran.

El equipo de Gobierno que dirige Manuela Carmena tomó recientemente la decisión de eliminar una de las dos unidades conocidas popularmente como 'antidisturbios', creadas en 2003 bajo el mandato de Alberto Ruiz-Gallardón, para reforzar las unidades de distrito.

Entre los agentes policiales y el equipo de Gobierno local, también ha crecido la tensión por el impago de una compensación económica acordada entre el área dirigida por Barbero y los sindicatos a cambio de no reducirse la jornada en los meses de verano.

Ahora Madrid dice que es un "ataque ideológico"

Los responsables de Ahora Madrid han respondido a estos ataques a través de su cuenta de twitter en nombre del portavoz de Seguridad. A su entender, lo que ha sucedido en la manifestación constituye un "ataque ideológico" y que "investigarán si estas acciones pueden constituir un delito de odio".

«Se han proferido insultos con una función muy concreta de ataque ideológico: investigaremos si hubo delitos de odio». @javierbarberog

— Ahora Madrid (@AhoraMadrid) febrero 16, 2016

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.