• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        La Europa que viene
        Lunes, 13 Mayo 2019
        El próximo 26 de Mayo no sólo se elegirán los miembros del Parlamento Europeo, sino que esta fecha marcará el...
      • David Enguita

        David Enguita

        
        IMAGE
        David Enguita
        Soy Gay, católico y sin diagnóstico de 'Rareza'
        Lunes, 01 Abril 2019
        Tenía cierta ilusión y sobre todo mucha esperanza puesta sobre la entrevista del Papa Francisco en 'Salvados', frente...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        La Iglesia Católica es la más perseguida con diferencia
        Domingo, 19 Mayo 2019
        Ser católico en pleno siglo XXI, no es tarea fácil. En muchos países te lleva hasta la muerte, porque los...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        Y ahora, Europa
        Domingo, 19 Mayo 2019
        Al menos dos de cada tres normas que nos afectan en nuestras vidas se aprueban en Bruselas y el Parlamento Europeo es...
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        ADÑ en la calle por la Unidad de España
        Martes, 12 Febrero 2019
        De los innumerables asuntos que hacen insufrible la situación de la España actual, el de la desmembración de la...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        ¡La Virgen!
        Sábado, 18 Mayo 2019
        El pasado lunes 13, en el marco de una exposición de la Delegación de Igualdad de la Diputación de Córdoba titulada...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        Partido Popular
        Viernes, 10 Mayo 2019
        Teóricamente el Partido Popular representa, o ha representado, las aspiraciones de muchos ciudadanos de derechas de...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        El sepulturero de la Moncloa
        Domingo, 19 Mayo 2019
        Los españoles asisten atónitos que el sepulturero de la Moncloa (llamado Pedro Sánchez) haya fijado la fecha del 10...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        Iglesias, habitante en chalet de ricos cuestiona la humanidad de Amancio Ortega
        Jueves, 23 Mayo 2019
        Alguna traba mental o psíquica tienen quienes proclaman la pobreza para los demás y la riqueza para ellos. Vive como...
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        La XIII legislatura está resultando una charlotada
        Jueves, 23 Mayo 2019
        Llevo un par de días que no me encuentro bien, y no es por problemas personales, que también, sino básicamente...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

Sáb05252019

Última actualizaciónSáb, 25 May 2019 12pm

El asesino de Anabel Segura vivirá en Vallecas y cobrará el paro durante dos años

emilio-guadix

«No me considero un peligro. Cometí un error grave que asumí. No se puede hacer nada. Pedir perdón y nada más. Siento mucho lo que sucedió. Daría diez años de mi vida para que no hubiera pasado». No diez, sino 25 años de vida en libertad es lo que acaba de ganar gracias a la 'doctrina Parot' el hombre que secuestró y asesinó a Anabel Segura el 12 de abril de 1993.

Emilio Muñoz Guadix fue condenado a 43 años por este crimen y solo ha cumplido 18. 'El facha', conocido así en su época de repartidor por su odio visceral a la izquierda, sus modales toscos y su querencia por dar órdenes, salió de la cárcel de Herrera de la Mancha el miércoles arrastrando un carrito de bártulos acumulados a lo largo de casi dos décadas entre rejas. «Estrasburgo ha hecho justicia», celebró con una sonrisa mellada, melena canosa y un bigote coloreado por la nicotina. Con aspecto patibulario, fumándose un pitillo, protegido por unas desvencijadas gafas de sol Ray-Ban, una cazadora de cuero negra y un gorro de lana gris, era difícil no confundirlo con un vagabundo. Y antes de que este expresidiario al borde de los 60 pidiera a un periodista un móvil para que su hijo fuera a buscarlo a la cárcel -nadie le esperaba a la salida-, remató: «La rehabilitación es uno mismo. Si uno quiere ser malo, es malo. Y si quiere ser bueno, es bueno».

«Es un cínico y un hipócrita que no se ha arrepentido nunca de lo que hizo», define sin pelos en la lengua un preso que compartió módulo varios años con Muñoz. «Pasaba desapercibido. Jugaba a las cartas y al dominó, iba a su bola y solo se juntaba con gentuza como 'el violador de las Pirámides'. Era callado, tranquilo e introvertido. Pero yo le cogí mucha tirria a raíz de un incidente en el comedor. Se puso a discutir con otro interno sobre las clases sociales, se puso chulo y dijo que se alegraba 'de haber ahorcado a la pija esa de La Moraleja'. Luego metió el rabo entre las piernas y se piró de allí cuando otro preso le amenazó al escucharle». Pese a todo, 'el facha' «no ha tenido un solo expediente disciplinario en 18 años», revelan fuentes penitenciarias.

Cuando entró en la cárcel necesitó protección, pero después «se adaptó». En el trullo mantuvo un comportamiento «normal, correcto en el trato e involucrado en los talleres del centro, pero sin llamar la atención».

Todo lo contrario que a su salida. Su foto le ha provocado una «terrible frustración» al mando policial que dirigió la investigación de Anabel durante más de dos años y medio, hasta que dieron con los autores del crimen: Muñoz Guadix y 'el Candi' -Cándido Ortiz-, que falleció en la cárcel. Sobre la reintegración en la sociedad de 'El facha', su abogada, Emilia Zaballos, cree que ha dado un cambio considerable. «Y es el único de los excarcelados de la 'Parot' que ha pedido perdón», matiza. Sin embargo, el policía pertenece al grupo de los escépticos: «El talego no reinserta a nadie. Tendrá que demostrarlo. Decían que se les fue de las manos, que solo buscaban dinero... Pero la mataron premeditadamente. A sangre fría». Sucedió seis horas después de que los dos criminales metieran en una furgoneta blanca a la joven alumna de Icade, de 22 años, que había salido a correr por la urbanización mientras escuchaba música en su 'walkman'. «La estuvimos buscando día y noche, en todas las provincias de España y hasta en el extranjero».

Sus padres siguen destrozados, pero pagarán el paro del asesino de su hija

El hombre que al final esposó a los asesinos tuvo tiempo para «identificarse» con la familia de Anabel. Se llegaron a consolar mutuamente. «Siguen destrozados. Cuanto menos recuerden aquello, mejor. Y además ahora están atravesando otro trance difícil». Lo confirma una amiga íntima de Pepe Segura y Sigrid Foles, los padres. «Él está muy enfermo. Y no quieren saber nada de todo esto porque supone más dolor aún. Ellos ya perdonaron. Se apoyan en su fe. En Dios».

Quizá con algo de ayuda divina y la divulgación de una cinta con la voz de los secuestradores en el programa 'Quién sabe dónde', las pesquisas se centraron en Pantoja, un pequeño pueblo de Toledo en el que Emilio Muñoz vivía con Felisa, su mujer, y sus cuatro hijos. Con ellos se sentó a cenar, lleno de barro y cabellos rubios, la misma noche que él y su compinche cometieron el terrible crimen en una fábrica de cerámicas abandonada, en la cercana localidad de Numancia de la Sagra. Una nave que era pasto de ratas y yonkis y que acabó siendo la tumba de Anabel.

Emilio se ha instalado, solo, en casa de su madre, ya fallecida, en Vallecas. Y no se corta a la hora de abrir la puerta para contar su historia. Quizá lo único que tenga, después de que su propio hermano le haya dado la espalda. Él confía en salir adelante: «De momento cobraremos el paro. Tenemos ese derecho. Luego, Dios dirá». Y los españoles le pagarán su estancia en libertad. / Las Provincias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.