Dos mil personas se manifiestan contra una familia gitana que ha sembrado el pánico en Bolaños
Última actualizaciónVie, 28 Feb 2020 12pm

Dos mil personas se manifiestan contra una familia gitana que ha sembrado el pánico en Bolaños

bolaños

La realidad siempre supera la ficción. Los vecinos, hartos de la pasividad de las autoridades frente a una familia gitana que ha sembrado el pánico en el municipio, se han decidido a salir a tomar las calles.

La concentración, convocada de forma espontánea a través de mensajes a móviles o de correo electrónico, congregó a 2.000 personas frente al ayuntamiento de Bolaños de Calatrava (Ciudad Real). Los ciudadanos quisieron con este gesto "pacífico" tal y como se señalaba en los mensajes, transmitirle al alcalde, Miguel Ángel Valverde su indignación por la pasividad del primer edil ante las extorsiones que varios vecinos han sufrido públicamente por parte de una familia de étnia gitana que reside desde hace meses en el municipio.

En los mensajes de protesta se animaba a participar en la "concentración pacífica para decir a nuestros políticos y autoridades que estamos hartos de sentir miedo cuando nos cruzamos con esa familia, que estamos hartos de la impunidad con la que hacen de las suyas en nuestro pueblo. Y para hacer ver a esa familia que el pueblo se ha unido y no esta dispuesto a pasarles ni una más".

Entre los episodios que mencionan los vecinos hablan de amenazas e insultos a la cajera de un supermercado de la localidad, dándose la casualidad de que en el momento que se producen el alcalde estaba presente, y que no era la primera vez que ocurría, o el dirigirse también con términos insultantes a las personas que acuden a la piscina e incluso a los socorristas.

El alcalde de Bolaños de Calatrava acusa a los manifestantes de 'racistas'

Asistentes a la concentración afirmaban que el alcalde de Bolaños de Calatrava, lejos de actuar para evitar estos ataques a los vecinos mira para otro lado, y lo achacan al apoyo que esta familia dio a la candidatura de Valverde en las pasadas elecciones.

Durante la concentración, a la que asistió el propio alcalde a pesar de que es a el al que le exige que tome medidas, muchos vecinos mostraron indignación al oír comentar al alcalde que "los concentrados son racistas" cuando es un municipio que se caracteriza por la solidaridad de los vecinos, por lo que le gritaron a Miguel Ángel Valverde "No somos racistas".

Señalar por último que ante la falta de reacción del alcalde, que hablo sin comprometerse a tomar ninguna medida, varias personas de las que estuvieron en la concentración han iniciado una recogida de firmas exigiendo alguna actuación por parte de las autoridades locales, que serán entregadas en el consistorio / Almagro Noticias.

Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.