UGT celebra la despedida de Cándido Méndez en el lujoso Hotel Ritz de Madrid

mandez-ugt

Cándido Méndez es el sindicalista más conocido de España, lleva dirigiendo UGT desde 1994. Casi 22 años de trayectoria pública, con luces y sombras, que finalizan la semana que viene con las elecciones en el sindicato durante el 42 Congreso Confederal.

Para su despedida pública, la organización ha elegido un lugar muy singular, el lujoso hotel Ritz de Madrid, símbolo de la opulencia y el neoliberalismo.

El elegido para presentar al todavía líder de UGT ha sido, como no podía ser de otra manera, su compañero y amigo de CCOO Ignacio Fernández Toxo. "Somos una pareja de hecho reconocida en el movimiento sindical", ha afirmado con cierta dosis de ironía.

En cuanto a su intervención, nada nuevo y claros aires de despedida. El secretario general de UGT ha apostado por una "gran coalición" con cambio de signo "muy distinto a la que preconiza el PP", señalado que, ante la falta de un partido político con mayoría suficiente para gobernar "hay que aprender de una dinámica donde no es posible mantener las líneas rojas".

El líder de UGT ha reiterado que "hay 15 millones de personas que han votado el cambio, más del doble que el partido más votado", y ha instado a los partidos políticos a interpretar esas cifras.

Méndez ha insistido en que urge un Gobierno que suponga un cambio en Europa, para que España vaya a la próxima cumbre con una posición distinta, por ejemplo, en el tema de refugiados, y ha precisado que lo que ahora se pretende es hacer un "gigantesco campo de refugiados en Grecia".

El dirigente sindicalista ha dedicado también buena parte de su intervención a criticar con dureza la declaración de la Infanta Cristina en los juzgados de Palma, investigada en el marco del caso Nóos.

Ha denunciado que rol de la hija del Rey emérito "se corresponde más con un imagen de los años cincuenta" que con una Monarquía del siglo XXI.

Méndez ha señalado que el hecho de que la infanta se mostrase ajena a los asuntos económicos de su marido, no es lo que se espera "no ya de una princesa sino de una mujer de su edad".

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.