Suspendido el juicio contra Díaz Ferrán porque no le funciona el audífono

diaz-ferran

El juicio contra el ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, que debía comenzar este lunes, ha quedado aplazado porque el audífono del acusado no funciona. Esta misma mañana, dos forenses de la Audiencia Nacional han reconocido a Díaz Ferrán en los calabozos donde se encontraba tras ser trasladado desde la cárcel de Soto del Real y han confirmado que no oye, por lo que el juicio se ha retrasado hasta el 7, 8, 28 y 29 de enero, cuando se espera que el audífono ya esté reparado o haya sido sustituido por otro.

El pasado 29 de octubre, el ex presidente de la patronal pidió permiso para salir de prisión y que le arreglaran el audífono. La Audiencia, con el visto bueno de la Fiscalía, concedió dicho permiso para los días 18 y 19 de noviembre, pero el problema no se ha solucionado todavía. Ante este problema de audición, la Audiencia ha decidido retrasar el juicio al que se enfrenta por apropiarse de unos 4,4 millones de euros de más de 4.000 clientes del Grupo Marsans.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió cuatro años de cárcel para Díaz Ferrán, al que acusa de la comisión de un delito continuado de apropiación indebida por quedarse con 4,4 millones de euros pagados al Grupo Marsans por clientes que contrataron viajes que nunca llegaron a disfrutar.

El Ministerio Público presentó el pasado mes de junio el escrito provisional de acusación ante el juez Santiago Pedraz en el que solicitaba la apertura de juicio oral contra el ex jefe de la patronal y contra el último director general del grupo, Iván Losada, representante de la sociedad Posibilitum Business, que era propiedad del empresario experto en quiebras Angel de Cabo.

La Fiscalía reclamó entonces que ambos sean condenados por el mismo delito a sendas penas de cuatro años de prisión y al pago de una multa de 12.000 euros cada uno (50 euros diarios durante un periodo de ocho meses), después de que Pedraz transfomara en abril del 2014 las diligencias previas en procedimiento abreviado, dando así el primer paso para sentar a Díaz Ferrán en el banquillo. En su escrito provisional de acusación, el fiscal Daniel Campos defiende que ambos se apropiaron indebidamente de las cantidades entregadas por los clientes para la adquisición de billetes.

La sordera de Díaz Ferrán era una enfermedad conocida del ex empresario, pero su problema auditivo se agravó en los últimos años. El próximo 5 de diciembre se cumplirán tres años desde su entrada en la prisión de Soto del Real (Madrid).

El pasado 29 de octubre, la defensa del ex presidente de la CEOE solicitó una autorización para revisar los audífonos. El visto bueno para ello llegó el pasado 18 de noviembre. Cinco días después, la revisión no se ha realizado. Los audífonos que usa Gerardo Díaz Ferrán son "antiguos", en palabras de su abogado, que precisó que será la empresa Gaes la que revise estos aparatos. La factura tendrá que correr a cargo del ex empresario.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.