Podemos: 'Exigimos el FIN de las procesiones porque ofenden a nuestros hermanos musulmanes'

podemos-vindel

La animadversión de la izquierda española hacia cualquier símbolo o liturgia de la Iglesia Católica es conocida desde tiempos inmemoriales. La secularización durante los años de la II República o los asesinatos masivos que sobrevinieron a los primeros meses tras el estallido de la Guerra Civil, han quedado como mudo testimonio en nuestro imaginario colectivo.

Sin embargo, lo que por recurrente no deja de resultar curioso, son los permanentes guiños de tolerancia y respeto que, en paralelo, profesan con fervor hacia cualquier fasto de una religión como el Islam, represiva y estricta como ninguna otra, que ha llevado su doctrina más radical y extremista a convertirse, en pleno siglo XXI, en un verdadero problema a escala mundial.

La izquierda sigue rechazando como dogma el cristianismo en cualquiera de sus formas y visicitudes, pero abraza indisimuladamente los designios del Corán, a los que se continúa financiando con dinero público en su cada vez mayor implantación nacional.

Sin ir más lejos, nada menos que el Ayuntamiento de Madrid, controlado por el equipo de la exjueza Manuela Carmena, marca blanca de Podemos en la capital, ya ha anunciado que este año dedicará la misma partida presupuestaria (150.000 euros) tanto a la celebración de la Semana Santa como a la Fiesta musulmana del Ramadán. Por si quedaban dudas. Un hecho inaudito en toda la historia de nuestro país.

Estos días, desde la cuenta oficial del círculo de Podemos Vindel, pequeño municipio castellano situado al norte de la provincia de Cuenca, van todavía un paso más allá y abogan, directamente, por la supresión de las procesiones, un festejo tradicional de la liturgia católica arraigado como pocos entre nuestros festejos populares.

"Exigimos el fin de las procesiones. Son actos que atrasan nuestra sociedad y ofenden a nuestros hermanos musulmanes" - @Podemos_Vindel

La idea de suspender las procesiones cristianas o cualquier celebración emanada desde los fastos de Semana Santa, no es nueva. Los autobautizados como 'Ayuntamientos del cambio' lo han intentado como prioridad, en todos y cada uno de los consistorios que controlan desde mayo de 2015 a lo largo y ancho de nuestra geografía nacional.

Sin embargo, si es la primera manifestación clara en la que un círculo de Podemos abandona en público su aparente laicismo institucional y se posiciona, abiertamente, a favor del Islam. Piden suspender las procesiones, no por tratarse de un símbolo cristiano en un Estado aconfensional, su discurso político habitual, sino porque su simple existencia "molesta y ofende a nuestros hermanos musulmanes". Del Ramadán o del Aid al-Adhala, la tradicional matanza del cordero, de momento, ni una palabra. Se van cayendo las caretas. Peligroso aviso para navegantes.

>>>>>  Los musulmanes se plantean 'demandar' a España ante el Tribunal de Estrasburgo por la Semana Santa

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.