Última actualizaciónSáb, 11 Jul 2020 4pm

La inmigración crece en España: aumenta el número de extranjeros por primera vez desde 2008

cola-inmigrantes

Fuimos un país de acogida. El boom de la inmigración tuvo sus años de apogeo en la primera década del siglo XXI, un efecto llamada a gran escala que reabrió el debate sobre las descontroladas políticas de extranjería de nuestro país. A partir de 2008, con la crisis económica, España vivió una deserción nunca vista. Los inmigrantes regresaban a casa, tocados por los efectos devastadores de la recesión económica global. Hasta ahora. España vuelve a ver como aumentan los índices de residentes extracomunitarios, situándose en tercer lugar entre las naciones receptoras, sólo por detrás de Alemania y Reino Unido.

"Por supuesto, los primeros en beneficiarse del crecimiento económico son los trabajadores españoles, ese dato se registra en las estadística de paro, pero es muy relevante que el número de inmigrantes haya aumentado gracias a que las condiciones económicas han mejorado sensiblemente", indica el experto de la OCDE Thomas Liebig, en un avance del informe International Migration Outlook 2015, que es presentado en Berlín. Los datos corresponden a 2014 y no recogen todavía la ola de refugiados que está llegando a Europa. Demuestran que España, que sufrió la máxima pérdida de inmigrantes de la OCDE durante los peores años de la crisis, ha revertido ya esa tendencia "gracias a la mejora de las condiciones económicas y del mercado laboral".

Desglosando los datos, destaca que la tasa de empleabilidad es más alta ahora para los hombres, un 57,3% respecto al 54,3% del año anterior, lo que se explica porque "son ellos los que tienden a emigrar primero para después llevar con ellos al resto de la familia", explica Liebing. La situación, sin embargo, dista mucho de ser la misma que durante los años de bonanza anteriores a la crisis. Las tasas de empleo de los extranjeros se redujeron entre 2007 y 2012 en 20 puntos porcentuales, más del doble de lo ocurrido entre los nacidos en España.También se observa que la inmigración no llega ya fundamentalmente a sectores cíclicos como la construcción, sino que se extiende por toda la economía. El nivel de cualificación de los inmigrantes, además, ha aumentado significativamente.

Para completar este nuevo mapa migratorio será necesario sin duda añadir las consecuencias de la ola de refugiados en que en estos últimos meses llegan a Europa. Otro experto de la OCDE, Jean-Christophe Dumont, ha declarado que "acoger a refugiados es una decisión humanitaria y no puede ser una decisión económica", pero su costo se amortiguará "durante muchos años". Los refugiados de guerra "no prepararon su migración" ni eligieron su destino. "Sufrieron traumas y les hace falta tiempo para recuperarse. No se puede esperar que respondan a anuncios de empleo apenas bajan de los autobuses", explica Dumont, aunque en países como Alemania se está trabajando a fondo para que su integración en el mercado laboral sea lo más rápida posible.

>>>>>  Democracia Nacional denuncia las ventajas de los refugiados sirios frente a los parados españoles

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.