Surrealista: la votación de la CUP para investir a Mas acaba en un insólito empate a 1.515
Última actualizaciónLun, 06 Abr 2020 5pm

Surrealista: la votación de la CUP para investir a Mas acaba en un insólito empate a 1.515

cup-asamblea

Empate. Nuevo capítulo en el surrealista proceso político que vive Cataluña. La cita que tenía ser el todo o nada para la investidura de Artur Mas ha acabado en unas inesperadas tablas. La tercera ronda de las votaciones de la asamblea de la CUP ha terminado con empate a 1515. Insólito.

La formación anticapitalista convocará a partir de mañana a las asambleas territoriales y el consejo político tomará la decisión final el 2 de enero.

El 'no' a Artur Mas se había quedado a dos décimas de alcanzar en la segunda ronda el triunfo absoluto en la asamblea de la CUP en Sabadell. El 49,8% y los 1512 votos han superado el 48,71% y 1482 papeletas de los que apoyan la investidura del 'president' en funciones, pero no le ha bastado para alcanzar la mayoría absoluta. La tercera opción, que también apoya la investidura, pero rechaza el acuerdo, llegó a los 28 sufragios (0,92%). Conclusión: si se suma todo el voto a favor de Mas se queda a dos votos de los contrarios 1.512 a 1.510. El 49,8% al 49,63%

La primera votación realizada entre los militantes de la CUP y organizaciones anticapitalistas aliadas ha marcado ya tendencias. Los dos sectores que se enfrentan en el cónclave, los que están a favor y los que están en contra de investir a Artur Mas se han agrupado alrededor de las opciones 1 y 2 de las cuatro posibles.

Así, la de aceptar a Mas, pero seguir negociando ha alcanzado el 45,7% de los votos (1.359), por el 47,14% (1418) de rechazar al hoy 'president' en funciones. En esta ronda eliminatoria, la que ha perdido pie es la número 4 (3,42%, 103 votos), que propugnaba una abstención y dejar en manos de Junts pel Sí la búsqueda de otros aliados, eso sí, con un escaso margen sobre los 109 votos de el escenario que proponía rechazar el acuerdo, pero favorecer la investidura.

El resultado de la asamblea tendrá que ser refrendado por el Consejo Político de la formación -un órgano directivo que se reunirá la próxima semana-, pero la CUP insiste en que respetará la palabra de sus militantes por ajustada que sea la votación.

Con todo, los antisistema y Junts pel Sí podrían seguir negociando investir a un candidato alternativo hasta el 10 de enero, fecha límite para la convocatoria automática de elecciones por imperativo legal. La CUP vería con buenos ojos ese último intento, pero CDC considera que un no a Mas aboca directamente a unas nuevas elecciones. En la política, como en la vida (casi) todo es puro teatro.

>>>>>  Cataluña, a las urnas: la CUP vota (por tercera vez) NO a Artur Mas y habrá elecciones en Marzo 2016

 


Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.