Pedro Sánchez ofrece a ERC 'un nuevo Estatuto de Cataluña' para poder ser Presidente

sanchez-cat

El portavoz adjunto de Esquerra en el Congreso, Gabriel Rufián, explicó ayer que el PSOE «va a la deriva» porque en el debate de investidura «vimos a un Pedro Sánchez a la derecha del Zapatero del año 2004» y, además, en una reunión con ERC «planteó un nuevo Estatut» para superar al independentismo.

En una rueda de prensa, el portavoz adjunto en el Congreso de la formación republicana expuso que en la reunión que mantuvo con el secretario general del PSOE, en la ronda de contactos que el socialista mantuvo con los grupos con los que trató de llegar a un acuerdo para su investidura, recibió «con sorpresa» la oferta de Sánchez de redactar un nuevo Estatuto para Cataluña. Gabriel Rufián consideró que se trata de una «propuesta desfasada».

«Demuestra una miopía social y política absoluta», censuró, y aclaró que ERC no tiene manía ni al Estatut ni a los socialistas, pero que tienen memoria y que recuerdan el «cepillaré» del ex dirigente del PSOE Alfonso Guerra antes del recorte del Estatut.

Rufián sostuvo que la sensación que tuvo en ese momento fue la del símil de quien va a comprarse un iPhone y recibe como oferta del vendedor un Alcatel de 1999. El portavoz comparó a Sánchez con el personaje de «Los Simpson» que llega a la ciudad de la serie –Springfield– a vender un monorraíl que la urbe no necesita, que no funciona y que, pese a ello, consigue convencer a los ciudadanos para que lo compren con una canción pegadiza.

Según Rufián, probablemente podría haber un presidente del Gobierno si el PSOE aceptara el referéndum que Podemos plantea, pero, en lugar de esto, «nos encontramos con una competición para ver quién se vanagloriaba más de no dar voz a un pueblo, y eso por parte del dirigente de un supuesto partido de izquierdas».

En la misma rueda de prensa, el portavoz de ERC, Sergi Sabri, explicó que el partido sigue abierto a una propuesta de referéndum que venga desde el Gobierno central, pero advirtió de que seguirán trabajando en el proyecto independentista que impulsa el Ejecutivo catalán porque no creen que la oferta vaya a sustanciarse.

Sabri insistió: «Nosotros no rechazaríamos una propuesta de urnas si se diera la ocasión, pero han demostrado una vez más que no pasará». En respuesta a la prensa sobre si ERC ha variado su posición respecto a cuando afirmó tras el 27-S que el referéndum se hizo con las elecciones catalanas, Sabri lo negó. En este sentido, explicó que la interpretación plebiscitaria sobre la independencia de esos comicios se hizo porque desde el Estado no se permitió celebrar un referéndum que ellos han defendido siempre. «Eso no ha cambiado, pero tampoco renunciamos a tirar para adelante el mandato de las urnas», avisó.

>>>>>  Gabriel Rufián (ERC), el 'charnego independentista', se ríe de España desde el Congreso

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.