Urdangarín y la Infanta Cristina pasan una Semana Santa a todo lujo en la Toscana

inaki-cris-toscana

Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina han disfrutado esta Semana Santa de los placeres más exquisitos, sólo al alcance de muy pocos mortales.

Los Duques de Palma, que hace unos días se declaraban públicamente 'insolventes' para no hacer frente a la fianza de responsabilidad civil exigida por el Caso Nóos, han gozado de un 'retiro espiritual' a todo lujo junto a sus hijos en la Toscana italiana

Según revelaba 'El programa de Ana Rosa', los Borbones han alojado en uno de los hoteles más exclusivos de la zona, de vistas paradisiacas, en el que pasar tres noches en esta época del año ronda aproximadamente los 1.200 euros... por persona.

Ni la tradicional contención del Viernes Santo pudo frenar las ansias de disfrute de la familia Urdangarín. Pasaron una sensacional velada en el restaurante Albergaccio di Castellina, de una estrella Michelin, tan exquisito como selecto a la hora de pasa por caja.

Iñaki y Cristina gozaron como dos enamorados del delicioso menú del chef, sólo apto para los mejores paladares. Revela la revista Vanitatis que pidieron carabaccia (cebolla sopa florentino), espaguetis con espárragos trigueros y queso parmesano fundido con azafrán, pan de hojaldre con brócoli, anchoas del mar de Liguria y pesto de tomate seco, pastel con corazón de queso de oveja, risotto con manzanas y aroma de bergamota. Para beber, una botella de Chianti Classico.

Eso sí, las fuentes consultadas matizan que "no tomaron ningún plato de carne". Menos mal. No vaya a ser que el Señor les condene al fuego eterno por pecar. Lo primero, siempre, es conservar la moral.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.