España inyecta 20.000 millones de euros a la Generalitat catalana en pleno desafío soberanista

artur-mas-santjaume

El Gobierno va a destinar, entre 2012 y 2013, un total de 20.760 millones de euros para salvar a la Generalitat de la quiebra. Durante el año pasado, el Ejecutivo de CiU pidió y obtuvo 11.687 millones de euros al Ejecutivo de Mariano Rajoy (el 1,11 por ciento del PIB de toda España) para sostener sus finanzas.

El nuevo Gobierno independentista de Mas, apoyado ahora por ERC, ha solicitado y obtendrá en 2013 otros 9.073 millones de € a costa del Fondo de Liquidez. Comunidades autónomas como Madrid y Galicia han vuelto a financiarse en los mercados, pero la Generalitat es incapaz de hacerlo: recurre al FLA pero se niega a recortar su aparato político o de propaganda. El Gobierno autonómico de Cataluña sigue siendo el más endeudado y el más necesitado del 'rescate'. A Mas le vencen los 'bonos patrióticos' emitidos en la etapa del Ejecutivo tripartito de José Montilla (PSC, ERC e ICV) y vuelve a pedir el auxilio del Estado español. La cifra solicitada resulta de la suma de esos vencimientos para este año más el 0,7 por ciento del déficit público.

Como el propio Gobierno nacionalista ha reconocido, y en tono de desafío, que tampoco prevé haber cumplido el pasado ejercicio con el objetivo de déficit del 1,5 por ciento y que ha podido alcanzar el 2,3 por ciento, el Ejecutivo central le ha recordado que tendrá que acometer este año un plan de ajuste mayor. Mas se ha dedicado en el arranque de la nueva legislatura a prometer un referéndum de autodeterminación y promover el manifiesto independentista aprobado por la Cámara autonómica, pero no ha entrado en materia de recortes para sostener las finanzas de la Generalitat, como sí hacen el resto de los presidentes autonómicos.

De momento, ha dejado claro que no está dispuesto a suprimir, reducir o pactar con el Ministerio de Asuntos Exteriores la continuidad de sus 'embajadas' en el extranjero, consagradas a 'internacionalizar' sus planes de independencia para Cataluña. Tampoco tiene previsto recortar en la televisión pública que controla ni tampoco en las subvenciones a medios de comunicación. TV3 ha gastado en los últimos cuatro años 1.100 millones de euros, sólo 278 en el último ejercicio del que hay datos oficiales, 2011.

Frente a esa resistencia a ahorrar en lo que los nacionalistas llaman 'estructuras de Estado' con el fin de construir el 'Estado propio', la Generalitat sí ha metido la tijera en los servicios al ciudadano, en especial en materia de sanidad pública, mientras retrasaba los pagos de servicios básicos como los conciertos con hospitales privados y la atención a dependientes o residencias de ancianos. El Ejecutivo de Mas reconoce esos retrasos, pero culpa a la tardanza del Ministerio de Hacienda en hacerle llegar los fondos del FLA.

Para el próximo ejercicio, la Generalitat confirmó ayer que necesita otros 9.073 millones de euros para empezar el año, que es el 40 por ciento de todo el fondo constituido y reservado en los Presupuestos Generales del Estado por el Ministerio de Hacienda para evitar la quiebra en la práctica de las comunidades autónomas en peor situación financiera: 23.000 millones. Durante el pasado ejercicio, Mas obtuvo 5.433 millones del FLA, 2.665 del plan de proveedores, 1.304 al Instituto de Crédito Oficial y otros 2.300 millones por anticipos varios. Suman un total de 20.000 millones con los que la Administración central ha tenido que apuntalar a la Generalitat para que no quebrara (no podía ni siquiera pagar las nóminas de sus funcionarios) y arrastrara además al descrédito al conjunto del Estado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.