El Ejército envía sus 100 mejores tanques de combate a Cataluña

tanque

La reorganización del Ejército de Tierra llega a Cataluña. El histórico Regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62 con base en el Bruc y en Sant Climent Sescebes se integrará en la Brigada Orgánica Polivalente Aragón I con Cuartel General en Zaragoza.

Este cambio implica que el Regimiento contará por primera vez con una unidad blindada sobre cadenas formada por aproximadamente 100 vehículos con base en Sant Climent. En ningún caso, esta transformación afectará a la Inspección General del Ejército, que continuará en Barcelona, al mando del Teniente General Ricardo Álvarez Espejo.

El Ejército de Tierra, según publica La Vanguardia, ha querido resaltar que este cambio se enmarca en el "actual proceso de reorganización del Ejército con el que todas las brigadas existentes pasan a ser Brigadas Orgánicas Polivalentes (BOP), unidades que contarán con capacidades similares". Esta recomposición implica que, estas BOP contarán "con un Batallón ligero, otro de tipo medio o blindado y otro de carros".

En este contexto de reorganización general, el Regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62, perderá la especificidad de montaña, será Regimiento de Infantería- y dependerá en la Brigada Aragón I con Cuartel General en Zaragoza.

Como toda BOP, y siguiendo la Instrucción del Jefe del Estado Mayor del Ejército dictada el pasado 21 de enero, contará con una unidad blindada sobre cadenas y este será el caso del Batallón Badajoz I/62 ubicado en Sant Climent Sescebes, base operativa del práctico centenar de blindados que llegarán a Cataluña.

El Ejército de Tierra en Cataluña, con un contingente de unos 1.500 efectivos en total, nunca habían contado con una unidad de blindados. Esta transformación se va a hacer de forma "paulatina" a lo largo del segundo semestre de este año.

Los blindados que residirán en Sant Climent son las "joyas" de las tropas mecanizadas, los Vehículos de Combate de Infantería Pizarro (VCI) y Transportes Orugas Acorazados (TOA).

El Ejército insiste que la llegada será progresiva porque hay que "adecuar las instalaciones, formar al personal como los conductores o mecánicos, y recibir los vehículos de otras unidades". Muchos de los vehículos procede de unidades "completamente blindadas" que también pasarán a otras BOP y algunos Pizarro todavía están en proceso de fabricación.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.