El alcalde de Gallifa se mofa de los españoles colocando un banderín en la fachada del Ayuntamiento

ajuntamiento-gallifa

El Ayuntamiento de Gallifa (Barcelona) ha decidido retirar los mástiles de la fachada del consistorio donde ondeaba la bandera estelada (la independentista) e instalar a cambio un banderín o minibandera española para cumplir la ley de banderas y símbolos.

La Delegación del Gobierno en Cataluña realizó dos requerimientos para que la bandera española ondease en la fachada, donde hasta la fecha había una estelada, una senyera (bandera catalana oficial) y el emblema del municipio. La idea ha pasado por instalar tres mástiles en la plaza de delante del consistorio, donde ondean estas tres banderas e instalar al mismo tiempo una banderita española en la fachada que el alcalde, Jordi Fornàs (Solidaritat Catalana), ha explicado que compró en una tienda de las Ramblas de Barcelona.

"De este modo estamos cumpliendo la ley, no nos pueden decir nada porque la bandera española es así la de mayor tamaño que ondea en la fachada, en ningún sitio establece un tamaño inferior", ha explicado Fornàs. El edil también ha señalado que desde que él tiene memoria en el municipio nunca había ondeado la bandera española en la fachada consistorial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.